Sábado, 20.10.2018 - 11:30 h

Así es cómo ETA pedía a sus militantes que denunciaran... ¡4.000 torturas!

Lainformacion.com ha tenido acceso a un documento en el que ETA pedía a sus militantes que denunciaran torturas porque "nunca os van a represaliar por una denuncia falsa".

Un informe encargado por el PNV asegura que en el País Vasco hubo más de 4.000 casos de tortura a miembros de ETA por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Un informe encargado por el PNV denuncia más de 4.000 casos de torturas a etarras

Más de cuatro mil personas fueron torturadas en Euskadi por las Fuerzas de Seguridad del Estado durante los últimos cincuenta años, según la investigación realizada por el Instituto vasco de Criminología y encargada por el Gobierno vasco.

Así, el informe identifica a 4.009 etarras, un 83% hombres y el resto mujeres, y es una de las iniciativas puestas en marcha por el Ejecutivo de Urkullu dentro de su Plan de Paz y Convivencia.

Sin embargo, el elevado número de casos corresponde a una estrategia de obligado cumplimiento para todos los miembros de la banda criminal: denunciar sistemáticamente torturas y incluso dañarse a sí mismos para imputar estas lesiones a los agentes. 

Lainformación.com ha tenido acceso a un documento incautado a ETA en el que la banda pedía a sus militantes que denunciaran en falso torturas y que daba consejos sobre cómo hacerlo. "Denunciar a cuant@s más txakurras (perros en euskera) podáis, aquí la imaginación no tiene límites y podéis desarrollarla sin miedo, nunca os van a represaliar por una denuncia falsa; aunque no se pueda comprobar ya habremos conseguido parte de lo que pretendemos, y sin coste alguno", es uno de los muchos ejemplos que pueden leerse en la circular distribuida por los asesinos.

Lea aquí el documento incautado a ETA en el que obligan a sus militantes a denunciar torturas

No obstante, sus autores, Paco Etxeberria, el doctor en Medicina Carlos Martín Beristain y la licenciada en derecho Laura Pego, aseguran que han analizado más de 22.000 documentos y recogido más de 900 testimonios.

Con respecto a cuándo se produjeron estos supuestos malos tratos, el informe sostiene que el año en el que más supuestas torturas tuvieron lugar fue en 1975, cuando el régimen franquista decretó el último estado de excepción. Por otro lado, los ochenta, con 1.184 torturados, fue la peor década.

La distribución por autoría prácticamente iguala a la Guardia Civil (1.589 casos) con la Policía Nacional (1561). Sobre la Ertzaintza se recogen 310. El resto corresponde a Policía Municipal (4), funcionarios de prisiones (19) y otros (39). De 64 no tienen datos.

En cuanto al método utilizado, el autor señala que los tres cuerpos de las FSE utilizaron las técnicas del plantón y la extenuación física. El uso de la bolsa se le atribuye a la Guardia Civil, que compartió con la Policía Nacional el empleo de los electrodos y la bañera.No hay apenas condenas

La rotundidad de las afirmaciones de este estudio contrasta con la realidad judicial en España: en más de 50 años, la Guardia Civil ha sido condenada en doce ocasiones y la Policía Nacional en nueve.

Además, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado a España en ocho casos por incumplir las obligaciones contraídas en contra de la tortura, aunque siempre ha descartado que estos malos tratos se hubieran producido efectivamente.

Baste como ejemplo señalar que Garikoitz Azpiazu "Txeroki", ex jefe "militar" de la banda criminal, en una carta incautada al terrorista por las Fuerzas de Seguridad tras su detención en Francia el 16 de noviembre de 2008, admitía que "lo relacionado con las torturas falsas sufridas por Igor en manos del enemigo está en buen camino".

De esta manera, "Txeroki" asegurana en relación a la detención de Igor Portu y su compañero Mattin Sarasola el 6 de enero de 2008, a quienes se atribuye la colocación de un coche-bomba en la T-4 , "visto el resultado que estamos obteniendo y el daño que le causamos al enemigo, es muy importante que los militantes interioricen bien en la eskola (los cursillos de formación que reciben los etarras) la importancia que tiene el tener preparada la cantada, igual que hace el talde de Igor. Siempre hay que denunciar torturas y nunca ratificarse ante el juez".

Ahora en Portada 

Comentarios