Sábado, 23.02.2019 - 09:59 h
Debido al cierre parcial de la Administración

Trump convida a deportistas en la Casa Blanca a McDonald's y Burger King

El presidente de Estados Unidos, amante de la comida rápida, asegura que él mismo pagó la cuenta, aunque no desveló la cantidad exacta. 

Trump convida a deportistas en la Casa Blanca a McDonald's y Burger King.
Trump convida a deportistas en la Casa Blanca a McDonald's y Burger King. / Casa Blanca

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dejó de lado el lujo y el protocolo de las cenas de estado e introdujo en la Casa Blanca hamburguesas y patatas fritas de las marcas de comida rápida Burger King, McDonald's y Wendy's para recibir al equipo de fútbol americano Tigers de Clemson (Carolina del Sur), reciente campeón del título nacional universitario. El personal de la Casa Blanca sirvió cerca de 1.000 hamburguesas que, según afirmó la oficina presidencial, pagó el propio Trump. 

"Pedí unas 1.000 hamburguesas para ustedes. Todo de empresas estadounidenses: Burger King, Wendy's y McDonald's. (...) Todo lo que a mí y a ustedes les gusta", dijo Trump en la recepción oficial del flamante campeón universitario. El presidente, que es un declarado amante de la comida rápida, explicó que tuvo que pedir comida rápida por la falta de personal en la Casa Blanca debido al cierre parcial de la Administración estadounidense, que entró este lunes en su cuarta semana.

"Tenía que elegir: o no les dábamos comida porque estamos de cierre de Administración o les ofrecíamos unas pequeñas ensaladas que hubieran preparado la primera dama (Melania Trump) y la segunda dama (Karen Pence). (...) Pedí unas 1.000 hamburguesas", explicó Trump.

La cuenta de las cerca de 1.000 hamburguesas que se sirvieron fue pagada por Trump, aunque no desveló la cantidad exacta. En una nota, la oficina presidencial indicó que Trump "quería organizar un evento divertido para celebrar" el título de los Tigers de Clemson, por lo que decidió "pagar personalmente" la comida rápida.

La elección del menú dejó una imagen inusual, las bandejas de plata y las copas de la Casa Blanca con sello presidencial contenían hamburguesas  y patatas. Además, el menú también incluía pizzas, aceitunas o tomates. Los deportistas disfrutaron de su cena de pie y a escasos metros de la Sala Este

El mandatario recibió de esta manera a los Tigers de Clemson, un equipo que la semana pasada completó una remontada histórica que les permitió vencer por 35-31 a la Crimson Tide de Alabama en la gran final del fútbol americano universitario. A diferencia de otros equipos que se han coronado campeones de sus respectivos deportes y que han cancelado su visita a la Casa Blanca, como los vencedores de la NBA, los Golden State Warriors, o los de la NFL, los Eagles de Filadelfia, los Tigers de Clemson optaron por acudir a la cita con Trump.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios