Lunes, 17.06.2019 - 15:32 h
Kiev niega cualquier implicación

El asesinato del líder separatista del este de Ucrania dispara la tensión en la zona

Zajárchenko, de 42 años, líder de la autoproclamada república popular de Donetsk (RPD), murió este viernes en un atentado con bomba en una cafetería.

Imagen de la cafetería escenario del atentado contra el líder de la autoproclamada república popular de Donetsk (RPD), Alexandr Zajárchenko (TV rusa)
Imagen de la cafetería escenario del atentado contra el líder de la autoproclamada república popular de Donetsk (RPD), Alexandr Zajárchenko (TV rusa)

El Kremlin advirtió hoy de que el asesinato del líder separatista del este de Ucrania Alexandr Zajárchenko aumentará la tensión en la región y dificultará la creación de condiciones para la aplicación de los acuerdos de Minsk para el arreglo del conflicto.

"La muerte de Zajárchenko conducirá sin duda al incremento de la tensión en la región, lo que, desde luego, no ayudará a que se creen las condiciones para comenzar el cumplimiento de los acuerdo de Minsk", dijo a la prensa en la ciudad de Sochi el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Zajárchenko, de 42 años, líder de la autoproclamada república popular de Donetsk (RPD), murió este viernes en un atentado con bomba en una cafetería, a pocos metros de su domicilio, en la ciudad de Donetsk, cabecera de la región homónima y principal bastión de los separatistas prorrusos en el este de Ucrania. "Sin duda, estamos ante una provocación que tendrá consecuencias muy negativas para la situación en la región", recalcó Peskov.

Como resultado del atentado, murieron dos personas, entre ellas Zajárchenko, y otras nueve resultaron heridas de distinta consideración, precisó hoy el Ministerio de Emergencia de la RPD.

Pocas horas después de atentado, las autoridades de la RPD anunciaron la detención de sus ejecutores materiales y acusaron al Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU, por siglas en ucraniano) de haber organizado el asesinato de su líder.

Ígor Guskov, un alto cargo del SBU, negó toda implicación de Kiev en el asesinato de Zajárchenko, e indicó que este pudo haber sido un ajuste de cuentas criminal y no descartó una acción de los servicios secretos ruso para "eliminar a una figura tan odiosa".

La jefatura provisional de la RPD la asumió Dmitri Trápeznikov, de 37 años, hasta ahora vicepresidente del Consejo de Ministros de la entidad, quien aseguró que esta continuará su política exterior de integración con la Federación Rusa con "el propósito de incorporarse a la gran Rusia en el futuro".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios