Miércoles, 29.01.2020 - 06:47 h

El Ejército intenta recuperar la calma en el centro de el Cairo

Los militares lanzan disparos al aire para tratar de evitar más sangre en los nuevos enfrentamientos entre los partidarios y detractores de Mubarak. La tensión sigue siendo alta en los alrededores de la plaza Tahrir de la capital, donde los manifestantes acuden armados con piedras y armas. El Gobierno niega cualquier implicación.

Un ambiente tenso, salpicado por llamamientos a la paz, reina hoy en las inmediaciones de la plaza Tahrir de El Cairo, que está tomada por miles de manifestantes contrarios al régimen de Hosni Mubarak, mientras sus partidarios se sitúan en los alrededores de la misma.

El Ejército ha vuelto a desplegarse en un intento de evitar que se produzca de nuevo la situación de ayer. Las tropas controlan los accesos a esta plaza, símbolo de la revuelta popular que sacude Egipto desde hace diez días, y tratan de evitar que los duros choques entre partidarios y opositores a Mubarak acaben de nuevo en un baño de sangre. El Ejército ha llegado a lanzar disparos al aire para tratar de calmar los ánimos.

Puedes seguir los acontecimientos en directo aquí.

Estos enfrentamientos, que comenzaron ayer al mediodía, se han saldado al menos cinco muertos y 800 de heridos, según las cifras oficiales. Sin embargo otras fuentes elevan las cifras hasta diez fallecidos y más de 1.400 heridos.

Entre las víctimas, cinco de los fallecidos y una docena de los heridos se produjeron esta madrugada debido a los disparos efectuados aparentemente por partidarios de Mubarak desde el cercano puente 6 de Octubre con armas automáticas, según uno de los médicos que trabaja en un puesto de primeros auxilios situado en la plaza.

El punto más crítico esta mañana (09:30 hora peninsular española) se sitúa cerca del Museo Egipcio, donde se ha situado un cinturón de contención de militares y civiles apoyados por dos tanques que intentan calmar la situación. El pasado fin de semana una cadena humana de ciudadanos tuvo que proteger el museo en un intento de evitar graves destrozos.

Los partidarios de Mubarak, que se cuentan por decenas, han sido expulsados de la plaza Tahrir, y desde zonas cercanas lanzan piedras e incluso algún cóctel molotov, informa Efe.En la calle del museo, sembrada de piedras, se ubican media docena de tanques, que apuntan hacia este puente, y un poco más adelante en esta misma vía hay una barricada.

Un jeep, dos coches y dos camiones del Ejército totalmente calcinados forman esta barrera, cerca de la cual hay un puesto de asistencia médica en el que también se reparten comida y agua.

Mientras, muchos de los opositores a Mubarak patrullan la plaza Tahrir armados con palos y ondeando banderas de Egipto.En sus rostros se ven marcas de los violentos incidentes ocurridos en este lugar, y una gran parte lleva esparadrapos y vendas en la cabeza y otros el brazo en cabestrillo.


El Gobierno asegura que quiere negociar

El Ejecutivo niega cualquier implicación en las agresiones cometidas en el centro de El Cairo por los partidarios del presidente Hosni Mubarak contra los manifestantes anitgubernamentales y ha asegurado que investigará los hechos.


'Acusar al Gobierno de organizar esto es pura ficción' y se pone en peligro 'nuestro objetivo de restaurar la calma', ha declarado a Reuters el portavoz del gabinete, Magdy Rady.

El primer ministro, Ahmed Shafiq, también se ha comprometido a investigar las circunstancias de los enfrentamientos y asegura que ha iniciado conversaciones con la oposición.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING