El Gobierno de Kiev niega la autoría de un sangriento ataque en la ciudad de Lugansk

    • Una tremenda explosión frente al Ayuntamiento ha convertido el centro de la ciudad en una carnicería.
    • A primera hora los milicianos intentaron tomar al asalto un puesto de la Guardia fronteriza.

Lugansk, en el Este de Ucrania, vive sus horas más amargas, convertida en un improvisado escenario bélico por los combates entre milicias prorrusas y las tropas enviadas por el Gobierno de Kiev para el control de la ciudad.

A primera hora de este lunes, mientras se evacuaba a los menores ante la previsión de un recrudecimiento de la violencia, un numeroso grupo de milicianos separatistas intentó tomar al asalto el cuartel de la Guardia fronteriza a la afueras de la ciudad.

El ataque dejó varios heridos graves. Según vídeos subidos a YouTube cuya autenticidad no pudo confirmarse, el asalto comenzó a primeras horas del día, antes del amanecer.

Poco después, en lo que parecía ser la respuesta de las fuerzas armadas al ataque rebelde, una explosión sacudía el centro de Lugansk, frente al Ayuntamiento de la ciudad, dejando escenas dantescas, con cuerpos destrozados por la metralla, y personas intentando revivir a los heridos.

Desde el primer momento se ha señalado que la explosión era fruto del ataque de un avión de combate ucraniano contra el ayuntamiento, ataque al que habría seguido un intenso tiroteo en tierra,que provocó el pánico entre la población civil.

La agencia rusa RIA Novosti daba credibilidad al ataque aéreo, hablando de al menos cinco personas muertas. Señalaba también que dentro de la sede de la administración habría más heridos, y probablemente más fallecidos ya que el inmueble quedó envuelto en llamas, hasta la llegada de los bomberos.

Según el relato del corresponsal de RIA, tras el ataque se había producido un gran incendio y se podía ver el humo salir por las ventanas de la cuarta planta. Un separatista prorruso que abandonaba el edificio había indicado que dentro había 'muchos muertos y heridos'.

Pero esta tarde, el Gobierno de Ucrania ha salido a desmentir su participación en la matanza, asegurando que los cazas de combate, que han sobrevolado toda la jornada la ciudad, no han sido los responsables de la explosión.

'Nuestra aviación no ha sobrevolado la administración regional de Lugansk', ha manifestado a la agencia de noticias UkrinformVladislav Selezniov,portavoz de la operación antiterrorista de Kiev.

Según Selezniovlo que ha ocurrido en el edificio sería culpa de los propios milicianos, que habrían tenido un accidente manejando armamento. 'El incidente se debe muy probablemente a un manejo descuidado de armamento o a que los milicianos estaban intentando de alguna manera alcanzar nuestra aviación y alcanzaron el edificio administrativo', acusó Selezniov.

Selezniov ha añadido que, a su juicio, el vídeo que puede ver justo arriba de esta línea, deja claro que no se trató de un bombardeo aéreo. 'Si hubiera sido un avión, habría quedado poco en pie', ha defendido, subrayando que precisamente por ese motivo el Ejército no emplea los aviones en su ofensiva contra los separatistas en la ciudad.

No obstante, sí ha reconocido que aviones militares han sobrevolado hoy Lugansk, bombardeando puestos de control de los separatistas en las afueras. 'La aviación ha trabajado en dos controles de carretera en los alrededores de Lugansk y que han sido destruidos', ha precisado.


Europa Press/M.Gil
Mostrar comentarios