Domingo, 17.12.2017 - 18:24 h
Hay dos detenidos por el complot

El MI5 logra evitar un atentado contra la primera ministra británica Theresa May

El contraespionaje ha informado de un total de nueve complots de radicales islámicos frustrados en el Reino Unido en el último año.

La primera ministra británica, Theresa May, sale del nº 10 de Downing Street de camino al Parlamento (EFE/ Andy Rain)
La primera ministra británica, Theresa May, sale del nº 10 de Downing Street de camino al Parlamento (EFE/ Andy Rain)

El servicio de contraespionaje británicos MI5 ha logrado frustar un complot terrorista que tenía como objetivo asesinar a la primera ministra británica, Theresa May.

Posteriormente se ha sabido que el principal sospechoso, identificado como Naa'imur Zakariyah Rahman, de 20 años, compareció este miércoles ante la Corte de Magistrados de Westminster, en Londres, acusado de planificar matar a May en su residencia de Downing Street.

Otro hombre, Mohammed Aqib Imran, de 21 años, al que la prensa había también relacionado con el ataque, se presentó ante el mismo tribunal pero acusado de preparar actos terroristas.

Confusión y ataque
De acuerdo con los medios, el presunto plan consistía en perpetrar un ataque con bomba contra las puertas de seguridad de Downing Street y después, aprovechando la confusión inicial, llegar hasta la primera ministra para matarla con un cuchillo.

Rahman, del norte de Londres, e Imran, de la ciudad de Birmingham, deberán comparecer ante el tribunal penal de Old Bailey, en la capital británica, el próximo día 20.

Los dos fueron arrestados en sendas redadas realizadas por las fuerzas del orden en Londres y Birmingham el pasado 28 de noviembre.

Los detalles de este plan fueron comunicados ayer por el director general de los servicios de contraespionaje británicos MI5, Andrew Parker, durante una reunión del Gobierno, en la que informó de que un total de nueve complots de radicales islámicos fueron frustrados en el Reino Unido en el último año.

El director del MI5 informó ayer al Gobierno de que las derrotas militares sufridas por el autodenominado grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak y Siria no implican el fin de la amenaza terrorista que planea sobre este país.

El director general del servicio de espionaje alertó de que las redes sociales están siendo empleadas para alentar la comisión de ataques tanto en este país como en otros lugares.

Ahora en portada

Comentarios