Martes, 10.12.2019 - 22:47 h
Nueva derrota de May

El Parlamento británico rechaza el acuerdo del Brexit por segunda vez

El nuevo plan incorporaba garantías adicionales al mecanismo para evitar una frontera en Irlanda del Norte no será una solución permanente.

Theresa May
 Theresa May ha vuelto a sufrir una derrota parlamentaria. / Efe

El Parlamento británico ha rechazado este martes por segunda vez el acuerdo sobre los términos de salida de la Unión Europea (UE) que la primera ministra del Reino Unido, la conservadora Theresa May, ha pactado con Bruselas.

Por 391 votos frente a 242, la Cámara de los Comunes rehusó ratificar el texto, que incorporaba garantías adicionales respecto a la versión que se votó en enero de que el mecanismo para evitar una frontera en Irlanda del Norte no será una solución permanente. La anterior ocasión, la Cámara de los Comunes de Londres rechazó el acuerdo presentado por la 'premier' británica por 432 votos en contra y 202 a favor.

La decisión del Parlamento, que May dijo lamentar "profundamente", abre la puerta a dos nuevos votos esta semana. La cámara valorará el miércoles la posibilidad de que el Reino Unido abandone sin un pacto la Unión Europea el próximo 29 de marzo, fecha prevista para la ruptura.

Si los diputados votan en contra de un Brexit no negociado, el escenario más probable, la primera ministra ha avanzado que convocará este jueves un nuevo voto en el que el Parlamento decidirá si Londres debe pedir a Bruselas una extensión del plazo para abandonar la UE. El rechazo al acuerdo se produjo hoy debido a que diputados euroescépticos del Partido Conservador, así como el norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), socio parlamentario de May, consideraron que las aclaraciones sobre la salvaguarda otorgadas por la UE son insuficientes.

La opinión legal de Cox ha resultado clave para decantar el voto de los euroescépticos, que temen que el mecanismo de salvaguarda ate al Reino Unido al bloque comunitario en contra de su voluntad y dificulte la firma de nuevos tratados con terceros países mientras esté activo.

La UE, por su parte, considera que esa cláusula es imprescindible para mantener la integridad del mercado único y preservar tras el Brexit los acuerdos de paz que se firmaron en 1998, que establecen que no habrá una frontera entre la República de Irlanda y la región británica de Irlanda del Norte

Libertad de voto conservador

La primera ministra británica, Theresa May, dijo este martes que la bancada conservadora gozará de libertad de voto para pronunciarse el miércoles en el Parlamento sobre si quiere un "brexit" no negociado con la Unión Europea.

La 'premier' ratificó que el miércoles se producirá esa votación en la Cámara de los Comunes. Si los diputados votan por salir de forma no negociada del bloque comunitario, May señaló que esa se convertirá en "la política del Gobierno". Pero, en el caso de que los parlamentarios descarten salir de forma abrupta, el jueves podrán votar sobre si quieren una prórroga del Brexit. May matizó que esa extensión no "resuelve el problema" al que se enfrenta el Reino Unido y recordó que la UE no solo tendrá que dar su visto bueno de forma unánime, sino que también querrá saber para qué solicita más tiempo el Parlamento.

La primera ministra explicó que la UE querrá saber si ese aplazamiento se produce porque el Reino Unido quiere revocar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, en virtud del cual el país debe abandonar la Unión el 29 de marzo, si es para celebrar un nuevo referéndum o si quieren una salida con otro acuerdo. "Esto son opciones a las que la cámara debe ahora enfrentarse", señaló.

Por su parte el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, indicó que el Parlamento debe "unirse" alrededor de una propuesta que pueda negociarse, en referencia a los planes de su formación para el Brexit. Corbyn manifestó que May "ha dejado correr el reloj" y sugirió que podría ser el momento de celebrar elecciones generales.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING