Domingo, 17.11.2019 - 13:08 h
Intentará que se ratifique este martes

¿Otra votación? Johnson y el pulso con el Parlamento para salvar su plan del Brexit

Ni el varapalo del sábado, cuando los Comunes le obligaron a pedir una prórroga, ni el veto que impuso este lunes Bercow parece amilanar al 'premier'.

Brexit
Una manifestante contraria al Brexit ante el Parlamento británico. / EFE

Ni el varapalo del sábado, cuando los Comunes le obligaron a pedir una prórroga, ni el veto que impuso este lunes a otra votación el presidente del Parlamento John Bercow, parece amilanar a Boris Johnson. El 'premier' mantiene el pulso con Westminster para ratificar su acuerdo del Brexit antes del 31 de octubre e intentará someterlo este martes a votación. 

El presidente de la Cámara de los Comunes, Bercow, vetó que el Parlamento se pronunciase este lunes sobre el último acuerdo del Brexit cerrado entre Johnson y Bruselas, al considerar que el texto ya fue debatido el pasado sábado (aunque el Gobierno renunció en el último momento a votarla porque la oposición aprobó una enmienda contraria a sus intereses). "La Cámara no debería estar sometida a un bombardeo continuo de requerimientos sobre el mismo tema", argumentó Bercow, que se escuda en la tradición parlamentaria de evitar la repetición de una misma propuesta.

Pese a todo, Johnson decidió este lunes iniciar la tramitación de la ley diseñada para que entre en vigor el nuevo acuerdo que alcanzó con Bruselas la semana pasada. La votación del primer trámite de dicha legislación será la primera oportunidad para el 'premier' -quien, como Theresa May, acumula derrotas parlamentarias- de comprobar si cuenta con una mayoría suficiente que respalde el acuerdo, porque si los diputados dan luz verde a esta legislación se da por hecho que aprobarán también el acuerdo. Johnson puede tratar de suplir el rechazo del norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP) y de algunos 'tories' radicalmente euroescépticos con el voto de un puñado de diputados laboristas elegidos por circunscripciones favorables al Brexit.

Referéndum de confirmación y unión aduanera

Una victoria en esa fase inicial no sería, de todas formas, definitiva. Los diputados tendrían entonces la oportunidad de enmendar el texto y potencialmente hacerlo encallar de nuevo. Un grupo de parlamentarios baraja la posibilidad de presentar una cláusula que condicionaría la aprobación del acuerdo a un referéndum de confirmación.

Por otra parte, ha salido a la luz un plan para que el Parlamento obligue a que el país permanezca en la unión aduanera comunitaria, lo que contravendría los términos pactados por Johnson y pondría al Gobierno en un serio aprieto.

La Eurocámara esperará a Westminster

Por otra parte, los eurodiputados no votarán hasta que Westminster apruebe el acuerdo porque solo puede hacerlo cuando se haya completado el proceso de ratificación en Reino Unido. El pleno del Parlamento Europeo finalmente no tendrá en su agenda de esta sesión la votación para ratificar el pacto porque es "el último actor" del proceso de ratificación que debe actuar, según anunció este lunes el presidente de la institución europea, David Sassoli, quien subrayó que la Eurocámara "está cumpliendo con su deber" y volverá a hacer balance de la situación el próximo jueves.

El pleno estaba dispuesto a modificar su agenda e incluir los últimos pasos de la tramitación para poder someter el acuerdo a votación el próximo jueves, tras su análisis por parte de la comisión europarlamentaria de Asuntos Jurídicos. Sin embargo, la enmienda aprobada este fin de semana por la Cámara de los Comunes para obligar a procedimientos y debates adicionales antes de la votación ha trastocado todos los planes previstos.

Ahora en Portada 

Comentarios