Miércoles, 12.12.2018 - 11:07 h
En su visita a la Zona Cero

El presidente de Cuba culpa de los ataques contra las Torres Gemelas al capitalismo

Antes de recorrer el memorial, donde recibió información sobre la tragedia, recorrió la histórica comunidad de Battery Park, al sur de Nueva York.

Fotografía cedida por Estudio Revolución que muestra al presidente cubano Miguel Díaz-Canel (d), y al actor norteamericano Robert de Niro (i) el viernes 28 de septiembre del 2018 (EFE)
Fotografía cedida por Estudio Revolución que muestra al presidente cubano Miguel Díaz-Canel (d), y al actor Robert de Niro (i) en Nueva York (EFE)

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, visitó el memorial del 11 de septiembre en Nueva York y culpó al "capitalismo y el imperialismo" de los ataques terroristas como el perpetrado hace diecisiete años en el corazón financiero de la ciudad.

Díaz-Canel, de visita en la metrópolis estadounidense desde el pasado domingo para participar en la Asamblea General de la ONU celebrada esta semana, definió el memorial ubicado en la llamada Zona Cero como "un lugar muy sobrecogedor, cargado de simbolismos", indicaron medios estatales de La Habana que acompañan a su comitiva.

El líder de 58 años, que asumió el poder el pasado abril en reemplazo de Raúl Castro, explicó a la prensa cubana que su visita al lugar donde ocurrió el atentado del 11 de septiembre de 2001 "significa un homenaje" a las casi 3.000 víctimas de la masacre" y también la expresión de la isla de rechazo al terrorismo como práctica y a las causas que lo engendran".

Estas causas son, a juicio de Díaz-Canel, "la dominación y el afán expansionista del capitalismo que crea tantos rencores y odios", así como "la dominación imperialista y esa manera de actuar de algunas personas", según recogieron los medios estatales de Cuba.

Antes de recorrer el memorial, donde recibió instrucción sobre la tragedia y observó algunas muestras de la destrucción, el mandatario cubano recorrió la histórica comunidad de Battery Park, al sur de Nueva York.

También visitó Central Park, donde visitó la estatua ecuestre del héroe nacional de Cuba, José Martí, obra de la artista estadounidense Anna Hyatt que fue erigida en 1959 y ostenta un alto valor simbólico al ser la única escultura a caballo del prócer y también la única que plasma su caída en combate.

En octubre del año pasado una réplica de esta estatua llegó a La Habana y se erige en el centro histórico de la ciudad, como símbolo de los puentes entre Cuba y Estados Unidos frente al enfriamiento de la relación bilateral desde la llegada de Trump al poder hace veinte meses.

Las visitas a estos lugares emblemáticos de Nueva York forman parte de las últimas actividades de Díaz-Canel en su primera visita a Estados Unidos como presidente de Cuba.

En la Asamblea General de la ONU el líder cubano se estrenó con un discurso en el que pidió el fin del embargo estadounidense, criticó la política exterior del Gobierno de Donald Trump y se solidarizó con los movimientos de izquierdas en la comunidad internacional, poniendo especial énfasis en defender al ejecutivo de Nicolás Maduro en Venezuela.

Además, mantuvo más de una veintena de reuniones bilaterales con líderes políticos y sociales, así como con sus homólogos de varios países, entre ellos España o Argentina.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios