Miércoles, 29.01.2020 - 18:34 h

Electrocutados, ahogados y atados en cruz: dramático SOS de presos políticos egipcios

  • Detenido por el régimen militar egipcio cuando aún era adolescente, Ibrahim fue condenado a muerte.
  • "Están experimentando torturas con nosotros", relata a un abogado que ha podido visitarle en prisión.
Fotografía del preso político irlandés de origen egipcio, Ibrahim Halawa

Sólo era un adolescente de 17 años cuando fue detenido por participar en protestas políticas. Su juventud no le salvó de ser primero detenido y luego procesado en un polémico juicio, junto a otros 494 compañeros, por delitos castigados con la pena de muerte.

Tampoco le ha librado de sufrir torturas espeluznantes: descargas eléctricas, ahogamientos, golpes salvajes…amarrados en posición de crucifijo, las esperanzas de los presos políticos egipcios languidecen en terribles prisiones como la deWadi El Natrun, al norte de El Cairo.

"Están experimentando torturas con nosotros. Cuando estás en este lugar, pierdes la esperanza de salir", comenta Ibrahim Halawa, un joven irlandés de origen egipcio que ha conseguido recibir el asesoramiento jurídico de un abogado de Reprieve, organización de derechos humanos británica.

(Te interesa leer: Arabia Saudí confirma que decapitará y crucificará a un joven de 20 años)

A Ibrahim se le negó la debida atención médica. Un disparo le atravesó la mano durante las protestas antes de ser atrapado por la policía egipcia. A pesar de su minoría de edad, fue detenido y conducido a una prisión de adultos. Allí sufrió el brutal maltrato de los funcionarios. Se espera que el juicio continúe el próximo mes de diciembre.Un calvario horrible

"Ibrahim ha pasado por un calvario horrible", confirma Maya Foa, la directora del equipo contra la pena de muerte de Reprieve: "Lleva dos años viviendo en condiciones deplorables y ahora se enfrenta a un juicio que poco tiene que ver con la Justicia".

Maya Foe exigió que los gobiernos británico e irlandés aprovechasen sus relaciones con el gobierno egipciopara presionar por la liberación de este joven y otros en su misma situación.

Los detalles de las torturas fueron cuidadosamente anotados por el abogado de Reprieve que trata de ayudar al joven preso político: hay salas de la prisión en donde conducen a los presos y los amarran en cruz, a otros los someten a descargas eléctricas, echándoles cubos de agua para incrementar el dolor…

Ibrahim mismo declaró haber sido golpeado repetidas veces con porras de goma. De hecho, uno de los guardias se encargó personalmente de torturarle. El abogado que pudo contactar con él en prisión confirmó con sus propios ojos su precario estado de salud.No hay palabras

El joven preso pudo escribir una carta para hacérsela llegar a sus familiares, donde reafirmó detalles del infierno que lleva dos años padeciendo: "Las palabras nunca podrán hacer justicia a lo que está sucediendo en las cárceles egipcias". Además, informó que había decidido emprender una huelga de hambre para denunciar su encarcelamiento injusto: "Estar en un juicio en masa nunca podrá garantizar mi libertad. No estoy protestando para mejorar las condiciones de mi encarcelamiento, sino para que me suelten".

Ibrahim quiso agradecer a todos los que desde fuera de la cárcel habían luchado por él: "Realmente es su ayuda lo que conseguirá que yo sea liberado".

(Te interesa leer: Cuando supo que sería crucificado, Alí sonrió a sus padres)

La semana pasada, el presidente egipcio Al-Sisi visitó el Reino Unido en momentos de tensión diplomática. El gobierno Cameron había decidido repatriar de Egipto a 20.000 turistas británicos tras anunciar que su gobierno estaba casi seguro de que la caída del avión ruso en la península del Sinaí se había debido a un atentado terrorista.

Al Sisi llegó al 10 de Downing Street para reunirse con el Primer Ministro británico y allí fue increpado por un grupo de activistas de derechos humanos, que denunciaron la situación de los presos políticos del país norteafricano.

La familia Halawa y varios diputados solicitaron a Cameron que plantease al presidente Al-Sisi el caso de Ibrahim. Aunque el Ejecutivo no confirmó si se habló del tema en esa reunión, el ministerio de Exteriores británico sí aseguró que lo habían hecho con anterioridad ante las autoridades egipcias.

Ibrahim está en prisión por oponerse al golpe de Estado del general Abdul Fatah-Al Sisi contra el gobierno islamista de Mohamed Mursi. Este último había salido de las elecciones democráticas de 2012, pero pronto adquirió una deriva que le granjeó la animadversión del poderoso estamento militar y de una parte de la sociedad egipcia, molesta por la situación económica y social. Finalmente Al Sisi, como presidente del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas de Egipto, detuvo a Mursi, disolvió el gobierno y se hizo con el poder. En 2014 se ganó las elecciones presidenciales, con un 96,9% de los votos, en las que sólo hubo un 47% de participación. Los partidos islamistas no participaron en el proceso electoral.

Sigue @martinalgarra

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING