Sábado, 25.11.2017 - 10:34 h

Las empresas de defensa estadounidenses cotizan al alza desde la llegada de Trump

Empresas como Lockheed Martin, Boeing, Raytheon y General Dynamics han experimentado fuertes ascensos de entre el 20 y el 11 % desde la llegada de Trump.

Donald Trump quiere que Estados Unidos aumente su presupuesto de defensa en un 9,27% el año que viene. Eso supone 54.000 millones de dólares (51.000 millones de euros).

Las empresas de defensa cotizan al alza desde la llegada de Trump

Los señores de la guerra ganan en bolsa desde que llegó el Donald Trump a la presidencia. Pese a que el magnate aseguró durante la campaña electoral que centraría sus esfuerzos en política interior, la realidad es que durante sus primeros cien días ha agitado los tambores de guerra. Siria, Afganistán, las tensiones con Corea del Norte y el anuncio de aumentar el presupuesto de defensa en 2018 contribuyen a que los principales proveedores de armas de Pentágono se froten las manos.

En 2015, las compañías de armas con base en Estados Unidos tuvieron ventas por 596.000 millones de dólares, un 2,4 por ciento menos que en el año anterior, según datos del Instituto de Investigación Internacional para la Paz (SIPRI), una organización no gubernamental con base en Estocolmo.

Este descenso podría revertirse en los próximos cuatro años. Donald Trump quiere que Estados Unidos aumente su presupuesto de defensa en un 9,27% el año que viene. Eso supone 54.000 millones de dólares (51.000 millones de euros) más, en lo que constituye el mayor aumento de la dotación presupuestaria del Pentágono desde los atentados del 11-S, hace 15 años, que eleva hasta 600.000 millones de dólares . Empresa como Lockheed Martin, Boeing, Raytheon y General Dynamics han experimentado fuertes ascensos desde la llegada de TrumpGanancias de entre el 11 y 20 por ciento desde que llegó Trump

Las acciones de Lockheed Martin, la mayor empresa contratista de Defensa en EEUU, apuntan al alza en la Bolsa de Nueva York. La compañía, especializada en aviones de combate, como los F-16, y helicópteros de uso militar, como los Black Hawk,  han revalorizado sus títulos un un 11,08 por ciento, desde la llegada del magnate. 

Boeing se suma a los repuntes en Wall Street. La compañía es la segunda mayor empresa contratista de EEUU. En su cartera de Defensa incluye los bombarderos B-52 y los helicópteros Apache y Chinook. Desde que llegó el magnate ha crecido un 22,2 por ciento.

Raytheon, especializada en misiles y radares, ha crecido un 13,08 por ciento, desde que Donald Trump se sienta en el Despacho Oval.

General Dynamic, que fabrica tanques de combate y sistemas de vigilancia, es la que más se ha revalorizado al apuntarse en los últimos seis meses un 20,8 por ciento.

Más pedidos en los próximos meses 

Según el diario Washington Post, el aumento en el presupuesto en Defensa es para incrementar el número de efectivos en el Ejército y la Marina, aumentar las flotas de la Marina, comprar más rápido los aviones F-35 de Lockheed Martin y tener más aviones de combate listos para volar. 

Además, el Departamento de Defensa tiene a su cargo el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea, área en la que se desarrolló la bomba GBU-43, la llamada “Madre de todas las bombas” (MOAB), que fue utilizada por primera vez el 13 de abril en Afganistán para destruir túneles subterráneos del Estado Islámico. La llega de Trump es un gran impulso para las compañías de defensa de EEUU, que se preparan para recibir grandes contratos y experimentar subidas en la bolsa. 

Ahora en portada

Comentarios