Protestas raciales

Por Cervantes y Junípero: España alza la voz en EEUU ante los ataques a estatuas

La embajada española en el país ha lamentado los ataques perpetrados, la estatua del misionero español fue derribada y la del escritor pintada, y aseguran que continuarán con su defensa del legado español.

Activistas pintan "bastardo" sobre estatua de Cervantes en San Francisco
Activistas pintan "bastardo" sobre estatua de Cervantes en San Francisco
Twitter

El legado español es ahora el objetivo de las protestas raciales que vive Estados Unidos tras el asesinato del afroamericano George Floyd bajo custodia policial. Tras atacar estatuas de de destacadas figuras de la Confederación durante su guerra civil y de conquistadores españoles, como Cristóbal Colón, las estatuas del escritor Miguel de Cervantes y del misionero fray Junípero Serra han sido atacadas por activistas que piden eliminar figuras históricas, según ellos racistas. La estatua del misionero español fue derribada y la del autor de 'El Quijote' pintada con la palabra "bastardo" en la ciudad de San Francisco.

La embajada de España en Washington ha alzado la voz contra estos ataques, que ha lamentado, y ha asegurado que continuará con su defensa del legado español en Estados Unidos. "Lamentamos profundamente el derribo de la estatua de Fray Junípero Serra en San Francisco y queremos recordar hoy su gran labor en favor de las comunidades indígenas. Lamentamos asimismo los daños causados al busto de Miguel de Cervantes, él mismo esclavo durante 5 años en Argel, y cuya obra es un canto a la libertad y a la igualdad", ha escrito en un comunicado enviado a EFE.

La embajada precisó que esta defensa la llevará a cabo por medio del envío de cartas y de los contactos con autoridades federales, estatales y locales. El objetivo de estas acciones será "mostrar nuestra gran preocupación ante estos ataques" y también "pedir que se proteja la memoria de nuestra rica historia común, tal y como estamos haciendo en estos momentos. Todo ello siempre desde el respeto a los profundos debates que se están produciendo actualmente", comentó la fuente.

Este viernes, los monumentos del misionero español Junípero Serra y Cervantes, ambas en el parque Golden Gate de la ciudad californiana, fueron objeto de vandalismo por parte de los manifestantes según las imágenes difundidas por los medios locales. La estatua de Cervantes, autor de la novela "Don Quijote de la Mancha", apareció con varias pintadas, entre ellas la palabra "bastardo".

Serra, fundador de nueve misiones españoles en California a finales del siglo XVIII, fue recientemente canonizado por el papa Francisco y cuenta con numerosas estatuas en todo el estado así como una escultura en el Capitolio estadounidense. Este sábado los llamamientos para echar abajo las estatuas del misionero español que trajo el catolicismo a California se desarrollaron por todo el estado. 

Desde el centro de estudios The Hispanic Council, que promueve las relaciones entre EE.UU. y España, se criticó estas acciones contra Junípero Serra al asegurar en un comunicado que "este nuevo ataque a su figura carece de rigor histórico". "Es también un ataque al legado hispano de EEUU y de California, que se debe cuidar y respetar, como el propio Junípero enseñó en su tiempo de dedicación y servicio a la población nativa", agregó la nota.

El legado de Serra ha estado en el ojo del huracán desde hace décadas ya que nativos americanos lo culpan por la destrucción de su cultura, y de infligir brutales castigos a los indígenas que trataron de escapar a su evangelización. Alan Salazar, miembro de la misión indígena de Fernandeño Tataviam, dijo a medios locales que la manifestación de este sábado pretende hacer escuchar las voces indígenas de rechazo con respecto al legado de Serra. "El padre Serra destruyó muchas tribus, su cultura. Nos esclavizó y nos degradó como seres humanos”, señaló Salazar.

En una declaración conjunta, el alcalde de Ventura, Matt LaVere, y el padre Tom Elewaut de la Mission San Buenaventura y Tumamait-Stenslie dijeron que están de acuerdo en que la estatua debe ser retirada de la propiedad pública.

La estatua de Colón, retirada por estar "fuera de lugar"

En ese sentido, esta semana la Legislatura de California también decidió retirar la estatua de Cristóbal Colón e Isabel I de Castilla de la rotonda central del Capitolio, que llevaba más de un siglo en este lugar, escuchando los llamados de diversos sectores a retirar las figuras.

En un comunicado la legislatura dijo que “Cristóbal Colón es una figura histórica profundamente polémica, dado el impacto que su llegada a este hemisferio tuvo para la población indígena. La presencia continuada de su estatua en el Capitolio de California, donde ha estado desde 1883, está hoy completamente fuera de lugar”

La Comisión de Arte de San Francisco ordenó la retirada del monumento a Colón argumentando la decisión al subrayar que "en este importante momento en nuestro país, estamos todos examinando los modos en los que el racismo institucional y estructural se filtran en la sociedad".

Un nativo americano, ubicado en el mismo lugar donde estaba la estatua de Colón, celebrando que la quitaran.
Un nativo americano, ubicado en el mismo lugar donde estaba la estatua de Colón, celebrando que la quitaran.
EFE

"El arte público no es una excepción. En ciudades en todo EEUU, muchos monumentos históricos están siendo derribados porque las acciones e ideas que simbolizan no merecen ser veneradas. La representación importa. Eso es por lo que podemos, y debemos, continuar creando obras de arte que reflejen nuestros valores y la diversidad de las comunidades a las que servimos", indicó la comisión artística de la ciudad.

Este viernes, 19 de junio, se celebró "Juneteenth", fecha en la que se conmemora el fin de la esclavitud y la emancipación de los afroamericanos en Estados Unidos, una decisión que se produce en un contexto de importantes manifestaciones contra el racismo sistémico y la brutalidad policial en el país.

En los últimos días, los manifestantes han atacado varias estatuas de destacadas figuras de la Confederación durante la guerra civil que se libró en entre 1861 y 1865, después de que los estados confederados -sureños y esclavistas- se rebelaran contra el resto del país, la Unión. Así como otras de conquistadores españoles o de Cristóbal Colón en distintos lugares como Richmond (Virginia), Boston (Massachusetts), Saint Paul (Minesota), Houston (Texas) y Miami (Florida), llegando en algunos casos a derribarlas o decapitarlas.

Mostrar comentarios