Viernes, 17.01.2020 - 22:48 h

¿Está España verdaderamente amenazada por el terrorismo yihadista?

Las constantes referencias del Estado Islámico a España, la existencia de células dispuestas a atentar y la facilidad para comprar armas son algunos de los principales riesgos para este país.

Por el contrario, la inexistencia de una población inmigrante adulta de segunda generación, el bajo número de retornados de Siria y la alta eficacia policial son las principales fortalezas de España.

¿Está España verdaderamente amenazada por el terrorismo yihadista?

El Estado Islámico está golpeando Europa. Nadie sabe cuál será el próximo objetivo de la barbarie terrorista. Sin embargo, las constantes referencias de los yihadistas a Al-Andalus hacen que muchos se pregunten si España podría sufrir la misma suerte que Bélgica o París.

El Ejecutivo español sigue manteniendo el mismo nivel de alerta, el 4, aunque incrementando la vigilancia en puntos estratégicos como aeropuertos. Esta medida complementará a las ya tomadas con respecto a infraestructuras críticas y fronteras que se adoptaron tras la matanza de Francia.

Sin embargo, ¿cuál es el nivel de real de amenaza yihadista en España?Amenazas explícitas hacia España

Los expertos en la lucha contra el terrorismo coinciden: España está en el punto de mira de la yihad.

Primero fueron los discursos de los líderes de Al Qaeda, Osama Bin Laden y Ayman Al Zawahiri, los que situaron a España en el imaginario yihadista. Ahora el testigo de la propaganda lo ha recogido el Estado Islámico, que ha desbancado a Al Qaeda entre las preferencias los radicales españoles que sueñan con unirse a la yihad contra Occidente y los infieles.

Sin embargo, Al Qaeda para el Magreb Islámico, lanzó a principios de noviembre, por medio de Talha al Azwadi, uno de los jefes de "katiba" (unidad de combate), la llamada "Al Kuds", una amenaza contra España, al afirmar en un vídeo que "entrarán en Al-Ándalus" e hizo un llamamiento en perfecto español a "los musulmanes de España y en especial de la ciudad de Melilla para unirse a la yihad". La amenaza no pasaría de ser una más de las que se lanzan contra nuestro país si no fuera porque en la misma grabación aparece uno de sus "oficiales", identificado como Abu Anwar al Andalusí.España, mencionada más de 12 veces por el 'EI' en 2015

Así, 2015 fue un año con grandes referencias propagandísticas a España, al menos doce mensajes divulgados por los grupos yihadistas mencionaron a este país. Un exhaustivo informe del profesor Manuel R. Torres, del Grupo de Estudios en Seguridad Internacional (GESI), recopila las referencias a España en la propaganda yihadista desde el año 1994 hasta la actualidad.

En declaraciones a lainformacion.com, el autor de estudio, Manuel R. Torres señala que España está expuesta a la amenaza yihadista por tres motivos. En primer lugar por su presencia en países como Afganistán o por su participación en operaciones de seguridad o de la OTAN. Pero además, en el imaginario yihadista, "Al Andalus es el territorio con el que se cierran las fronteras del califato”. Un tercer aspecto está relacionado con las comunidades autónomas de Ceuta y Melilla, de población musulmana con nacionalidad española y en el norte de África, “lo comparan con los palestinos que residen en Jerusalén”, señala el experto.

Además, en los foros yihadistas y redes sociales circula un mapa en el que aparecen en negro los territorios que planean unificar en el futuro en su califato y en que se incluye a Portugal y España. Vídeos, imágenes, mensajes y fotomontajes de radicales corren como la pólvora por la red con constantes referencias a España y Al Andalus (la práctica totalidad de la Península Ibérica) para recordar una premisa clara entre los yihadistas: España es una tierra del Islam invadida por infieles.

Yihadistas dispuestos a atentar

Por otro lado, las últimas detenciones llevadas a cabo por la Comisaria General de Información  demuestran que los terroristas están ya organizados para comenzar olas de atentados en España. La última célula desarticulada en Ceuta tenía órdenes claras de atacar en cuanto fuera posible.

Otro ejemplo: Días antes de los atentados de París del 13 de noviembre, la Policía Nacional detuvo a 3 personas de origen marroquí cuyas presuntas intenciones eran atentar contra la sinagoga de Madrid. No era la primera vez que la comunidad judía era el objetivo.

"El primer paso del 'EI' en España fue, como es lógico, captar simplemente a gente. A pesar de que muchos de los ataques yihadistas están cometidos por 'lobos solitarios', el 'EI' necesita de una mínima estructura para adoctrinar a estos terroristas suicidas. Internet es un arma poderosa, pero no suficiente", explican fuentes de la lucha contra el terrorismo a lainformacion.com

Sin embargo, el 'EI' ya estaría en condiciones, según estos expertos, para pasar a la acción. "Aunque las labores de captación son y serán constantes, el 'EI' podría pasar en breve a un segundo estadio de su estrategia que es, precisamente, que esos lobos solitarios comiencen a atacar. Por ello, es importante, más que nunca, una acción coordinada de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y los jueces. Los primeros deben incrementar sus labores de vigilancia, como vienen haciendo hasta ahora, y los segundos, garantizar que estos individuos no queden en libertad", sostienenEs muy fácil conseguir armas

Por otro lado, es relativamente sencillo acceder a armas con las que cometer atentados. En primer lugar, comprándolas a bandas criminales de tráfico, a menudo conectadas con las drogas. Algunos ataques recientes han mostrado el acceso yihadista a estas redes. Por otro lado, reconvirtiendo armas desactivadas o de fogueo, montándolas a partir de partes o componentes o adquiriéndolas en la deep web.

En junio de 2015 la Guardia Civil intervino uno de los mayores arsenales de España en la Operación Garand: 110 armas de fuego y 130.000 cartuchos. El motín se encontró en un “taller clandestino con la maquinaria y herramientas necesarias para realizar la alteración, reparación y puesta en funcionamiento de las armas”, según la Guardia Civil.Poca capacidad de reacción

Si algo se reconoce en Europa, son los altísimos niveles de eficacia de los miembros de la lucha antiterrorista en España con respecto al yihadismo, especialmente de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional.

Sin embargo, si el ataque se produjera, la capacidad de reacción de los cuerpos de asalto, como los GEO es limitada. Los GEOS están a 57 kilómetros de Madrid, en Guadalajara, por lo que, en un primer momento, no podrían acudir al lugar de atentado.

Si ocurriera algo en otras provincias, hay nueve unidades de GOE (Grupos Operativos Especiales). Tienen una formación menor a los GEO, aunque podrían desplegarse más rápido por todo el país. Mientras los especialistas llegan, el daño que puede provocar un atentado con fusiles de asalto, por ejemplo, es inimaginable.Diferencias sustanciales con otros países

A pesar de la gran amenaza que sufre España, sí hay diferencias sustanciales con respecto a situación que viven otros países europeos como Bélgica.

En primer lugar, Bélgica es el país occidental que aporta un mayor número de yihadistas per cápita a Siria e Irak. Los últimos atentados fueron cometidos por terroristas que habían acudido a formarse a estos países. La radicalización no se nutre exclusivamente de un predicador y un manual de explosivos por Internet, sino que las enseñanzas sobre el terreno son cruciales.

La realidad es que hay menos yihadistas españoles o de origen español que hayan viajado al Estado Islámico. Las aproximaciones rondan el centener de presuntos combatientes en Siria e Irak. Los yihadistas belgas eran cerca de 500 en diciembre de 2015.

Por otro lado, en España no existe una segunda generación adulta de inmigrantes. Los terroristas son, en la mayoría de las ocasiones, miembros inadaptados de esa segunda generación.

Además, los niveles de eficacia tanto en detección de radicales como en su posterior detención es altísima, lo que provoca no solo que las células sean neutralizadas antes de que tengan tiempo a cometer un atentado, sino que desincentiva el asentamiento de los radicales en España.

Por último, la guerra en Siria tiene ocupados a docenas de yihadistas europeos. Si los combates terminan, su regreso a casa con formación militar podría poner en jaque a todas las autoridades europeas.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING