Jueves, 16.08.2018 - 23:29 h
Lo vendía su madre por Internet

Un español confiesa en Alemania haber comprado y abusado de un menor 

El español es uno de los ocho implicados, los cuales grababan las violaciones al menor y que han servido para acusarles

Tribunal Munich
El acusado tiene 33 y procede de Barcelona / Pixabay

Un barcelonés de 33 años reconoció ante un tribunal alemán haber violado repetidas veces a un niño de nueve años en Alemania, tras haber pagado a la madre del menor más de 10.000 euros. En el primer día de su juicio en la Audiencia Provincial de Friburgo (suroeste), el acusado confesó haber cometido "graves delitos" y haber ocasionado un "gran daño" al menor por un "interés sexual por los niños", por lo que pidió ser sometido a "terapia", informaron medios locales.

El hombre, que se hacía llamar "tío Luc" según la fiscalía, viajó en varias ocasiones de Barcelona a Friburgo en avión y en coche de alquiler para abusar del menor entre septiembre de 2016 y agosto de 2017. El español está acusado de violaciones graves y extremadamente graves, abuso de menores, trata de personas para su explotación sexual, prostitución forzada en grado grave, así como posesión y difusión de pornografía infantil. Está previsto que el proceso tenga cuatro sesiones y que la sentencia, en la que se cuenta con una larga condena, se haga pública a principios de agosto.

Este español es la séptima y última persona que va a ser juzgada por estos hechos, que se hicieron públicos el pasado enero cuando la madre del menor y su compañero fueron detenidos. Según la Oficina de Investigación Criminal (LKA) de Baden-Württemberg, se trata del "caso más grave de abusos sexuales que han abordado los investigadores hasta la fecha" en este estado federado. El español es uno de los ocho implicados en el caso, abierto en septiembre de 2017, y se espera que el veredicto salga a principios de agosto. Todos los acusados, procedentes de Alemania, Suiza y España, fueron arrestados en el marco de la misma operación llevada a cabo por la Oficina de la Policía Criminal del estado de Baden-Württemberg. 

En el proceso principal se juzga desde junio a la madre, de 48 años, y su compañero, de 39, por haber ofrecido a través de internet al hijo de ella entre 2015 y 2017 y haber cobrado porque varios hombres abusasen, maltratasen, hiriesen, humillasen, insultasen y grabasen en vídeo al menor. Otros cuatro varones han sido ya condenados por abusos sexuales al menor a penas de entre ocho y diez años de cárcel.

La madre del niño, de 48 años, junto a su pareja de 39, abusó de su hijo y lo promocionó en la denominada 'dark web' o 'web oscura' durante dos años para que tuviera relaciones sexuales con hombres de Alemania y el extranjero. Muchos de los crímenes fueron registrados por los abusadores en vídeo. Las imágenes se han utilizado como prueba contra ellos. El niño fue liberado por las autoridades y está bajo tutela estatal en Alemania.

Según los informes, la Policía inició la investigación en septiembre de 2017 tras recibir un aviso anónimo. Entre los sospechosos se encuentra un soldado alemán de 49 años, que fue arrestado en su cuartel en la región francesa de Alsacia. Los otros acusados tienen entre 32 y 43 años. Según los investigadores, provienen de las cercanías de la ciudad alemana de Friburgo, en el estado alemán de Baden-Wurtemberg, Suiza y España. Algunos de ellos tienen condenas previas por delitos similares. Según las fuentes, algunos de los sospechosos han cooperado con los investigadores.

Un español confiesa en Alemania haber comprado y abusado de un menor

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios