Martes, 12.11.2019 - 14:29 h

Estados Unidos y América Latina también se suman a la oleada de 'indignación' mundial

Decenas de ciudades de norteamérica y América Latina se han unido hoy a las marchas globales del 15-0, con manifestaciones más o menos multitudinarias en capitales de todo el continente. En Nueva York, epicentro del movimiento 'Ocupa Wall Street', se han producido al menos 71 detenciones.

En Nueva York, al menos 71 personas han sido arrestadas, la mayoría por entrar en zonas de acceso prohibido o por conducta desordenada, según ha informado la Policía de Nueva York. Los detenidos formaban parte de la marcha de unas 2.000 personas que han secundado la convocatoria del movimiento Ocupa Wall Street en el distrito financiero de la ciudad.

Entre batucadas y canciones los manifestantes han coreado consignas como 'A nosotros nos venden, a los bancos los rescatan', 'Todo el día, toda la semana, ocupa Wall Street' o 'Hey, hey. Ho, ho. La codicia debe marcharse'. Esta es la primera gran marcha del día, que culminará con una concentración en Times Square.

'Estas protestas ya están consiguiendo algo. El diálogo está surgiendo en todo el mundo', ha explicado uno de los manifestantes, Jordan Smith, un joven de San Francisco que lleva diez días acampado en Wall Street.

Además, cientos de personas se concentraron hoy junto al Monumento a Washington en la capital de Estados Unidos para protestar por el alto desempleo en el país y también hubo una marcha en demanda de más empleos en Atlanta, en el marco de las manifestaciones convocadas a nivel mundial.

La manifestación de Washington, denominada Marcha por el Trabajo y la Justicia, estuvo liderada por el reverendo Al Sharpton y diversos líderes de derechos civiles, preocupados por el alto desempleo en Estados Unidos, que se sitúa en el 9,1 %.

El plan para crear empleos propuesto por el presidente Barack Obama y valorado en 447.000 millones de dólares fue bloqueado el pasado martes en el Senado por la oposición republicana.

Mientras, el movimiento'Occupy DC' ('Ocupemos Washington DC'), surgido en Washington como réplica al de Nueva York, sigue instalado en la Freedom Plaza, muy cerca de la Casa Blanca.

Integrado por varios centenares de personas, tienen una heterogénea agenda de protestas que incluye el rechazo de los recortes en los servicios públicos, la exigencia del fin de las guerras de Irak y Afganistán, la protección del medio ambiente y el aumento de los impuestos a las rentas más altas.

En Atlanta los acampados en un céntrico parque de la ciudad desde hace más de una semana marcharon hoy hacia el parlamento estatal en demanda de empleos.

Y en Boston, donde esta semana fueron arrestados más de 100 manifestantes tras expirar su permiso de acampada en un parque de la ciudad, ese lugar amaneció vacío por miedo a un nuevo desalojo.

Para este sábado están convocadas otras manifestaciones de solidaridad en todo el país en ciudades como Dallas, Los Ángeles, San Francisco, Seattle, Chicago, Filadelfia, Houston, San Diego y Denver.
América Latina también hierve de 'indignación'



En Brasil, decenas de brasileños se congregaron hoy en Sao Paulo en línea con las demandas sociales del movimiento mundial de los 'indignados' y para defender otras causas, como la oposición de los indígenas a la construcción de una gran represa en la Amazonía.

En Brasil se habían convocado actos en 44 ciudades, pero la participación fue en general escasa, con el ejemplo de Río de Janeiro, la segunda mayor urbe del país, donde las protestas movilizaron exactamente a 37 personas.

En Argentina, varios centenares de 'indignados' de diferentes nacionalidades marcharon hoy de forma pacífica por Buenos Aires, donde hubo además una 'bicicleteada' y diferentes actividades artísticas.

En Buenos Aires, alrededor de 800 'indignados' según los organizadores, aunque menos de 500 según la Policía, partieron a media tarde de la plaza del Congreso, el kilómetro cero del país, con el objetivo de recorrer el centro porteño hasta la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, sede del Gobierno argentino, donde tenían previsto realizar una asamblea abierta.

No obstante, tuvieron que modificar su recorrido debido a los multitudinarios festejos de la comunidad boliviana en honor a la patrona de su país, la Virgen de Copacabana, que copan buena parte del centro de la capital argentina.

De forma pacífica, con grandes pancartas, instrumentos musicales, y disfrazados de payasos los más osados, los 'indignados', en su mayoría argentinos y españoles, pero también procedentes de otros países de la región y de Europa, expresaron su rechazo al actual sistema político y financiero internacional, al que culpan de la grave crisis que azota al mundo.

En Chile, varios miles de 'indignados' se manifestaron hoy en varias ciudades para exigir una 'democracia real' y cambios en el modelo político y económico.

La jornada, convocada por casi un centenar de organizaciones, reunió en Santiago a unas 5.000 personas, según la estimación de Carabineros, que se manifestaron en un ambiente festivo por el centro de la capital.

La manifestación empezó en la Universidad de Chile y pasó por delante del palacio de La Moneda, antes de dirigirse hacia las cercanías del Parque O'Higgins.

Las marchas se repitieron en otras ciudades del país como Valparaíso, Concepción, Valdivia o La Serena.

En México, unos 250 activistas se manifestaron de manera festiva hoy en el monumento a la Revolución mexicana, en el centro de la capital, para unirse a la protesta internacional de los 'indignados'.

Los mexicanos, que arrancaron la protesta con un baile al ritmo de batucada, exigieron al Gobierno oportunidades de trabajo, combatir la pobreza y lograr la igualdad. Exigencias que expresaron en mesas de debate instaladas en la explanada del monumento.

Durante el acto, los manifestantes mostraron pancartas para exigir más escuelas y hospitales en lugar de soldados en las calles.

'No más sangre, no más hambre' fue una de las consignas que corearon los indignados mexicanos, en referencia a la ola de violencia que sacude al país y que ha dejado en cinco años 40.000 muertos.

Los manifestantes solicitaron a la población que firme un documento para demandar al presidente mexicano, Felipe Calderón, ante la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes de guerra y de lesa humanidad, debido a que su estrategia contra el narcotráfico 'ha dejado más de 50.000 muertes'

En Colombia, alrededor de 70 'indignados', la mayoría colombianos y algunos extranjeros residentes en Bogotá, se concentraron hoy en el céntrico Parque Nacional de la capital del país para reclamar una regeneración del sistema democrático y económico.

Durante la concentración, que transcurrió sin incidentes, los indignados pintaron pancartas y celebraron una asamblea en la que intercambiaron opiniones acerca de cuáles deben ser los principios del movimiento '15-O'.

En sus carteles exhibieron lemas que unifican el movimiento a escala internacional como 'Democracia real ya', mezclados con otros más propios de la realidad nacional, como 'No a la minería'.

La convocatoria, realizada a través de internet y las redes sociales, inicialmente incluía una marcha hasta la Plaza de Bolívar, frente a la casa presidencial, pero finalmente los 'indignados' decidieron quedarse en el Parque Nacional para madurar el movimiento en Colombia hasta poder replicar experiencias como la española.

En Uruguay, un grupo de ochenta 'indignados', entre uruguayos y españoles radicados en el país, se concentraron hoy frente a la Presidencia para reclamar a las autoridades 'medidas urgentes' que cambien 'un sistema financiero agotado' y políticas que 'eviten' que la crisis internacional llegue a Uruguay.

Uruguay vive un momento de bonanza económica, con crecimiento del producto interno bruto (PIB) y baja del desempleo, 'sin embargo las diferencias entre los ricos y los pobres aumentan y fallan las políticas sociales', comentó uno de los manifestantes.

Movimientos sociales de la República Dominicana se adueñaron hoy de la histórica plaza de Colon, en la Ciudad Colonial de Santo Domingo, y la transformaron en un foro de encuentro político y de intercambio de ideas y reivindicaciones.

En coincidencia con la jornada de protestas convocada para hoy en numerosas ciudades de todo el mundo, los 'indignados' dominicanos desplegaron carteles y afiches con sus mensajes frente a la Catedral de Santo Domingo e hicieron cómplice de sus reivindicaciones a Cristóbal Colón, al 'vestir' con una gran pancarta la estatua del navegante que se alza en medio de la plaza.

Allí instalaron la Feria de las Luchas, un espacio en el que mostraron sus reivindicaciones, que incluyen exigencias locales, como la de que se destine el 4 % del producto interno bruto (PIB) a la educación, además de las propias de este movimiento en todo el mundo.

En Costa Rica, decenas de ciudadanos clamaron hoy por políticas económicas y sociales más justas con una marcha por el centro de San José.

Los manifestantes se reunieron en la Plaza de la Cultura, en el corazón de la capital costarricense, y de ahí caminaron hasta otro parque frente a un exclusivo club, donde tradicionalmente se han reunido las personas más adineradas y la clase política del país.

Con consignas como 'indignados, emputados', ciudadanos de todas las edades expresaron su rechazo por las políticas aplicadas en los últimos años en el país centroamericano.

En Nicaragua, unos 60 'indignados' españoles radicados allí se concentraron hoy en la Plaza de Las Victorias, en el nuevo centro de Managua, para protestar contra la crisis económica y reclamar un cambio en el modelo democrático.

Los manifestantes, que acudieron al llamamiento con el lema 'España, Europa: lo llaman democracia y no lo es, es capitalismo y colonialismo ¡Ya basta!', leyeron un manifiesto en el que rechazan el concepto de austeridad para explicar la actual situación de crisis y afrontar su solución, 'ya que supone una gestión autoritaria y antidemocrática de la riqueza común'.

En Guatemala, ha sido escasa la acogida de las protestas. Menos de 25 'indignados', en su mayoría españoles radicados en este país, se manifestaron hoy en la Plaza de la Constitución del centro histórico de la capital guatemalteca, para protestar contra la 'crisis mundial' y exigir 'cambios urgentes' en el sistema financiero internacional.

La convocatoria a la concentración, que fue realizada por medio de las redes sociales, tuvo poco eco, según uno de los participantes, por la 'débil conciencia' de los guatemaltecos para salir a las calles a exigir cambios en el mundo.

La desnutrida manifestación de los 'indignados' pasó inadvertida entre los cientos de personas que suelen caminar por las calles del centro histórico de la capital.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios