Un Donald Trump presidente sería una amenaza mundial según 'The Economist'

El magnate va en cabeza en las primarias del partido republicano con sus competidores muy por detrás, por lo que las expectativas de que pueda llegar a ser el candidato oficial son cada vez mayores.

Que Donald Trump llegue a la presidencia es más peligroso que el incremento del yihadismo o la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

Un Donald Trump presidente sería una amenaza mundial según 'The Economist'

"Un riesgo mundial", el causante de una nueva "guerra fría" o el autor de una ralentización económica, así ve la prestigiosa revista 'The Economist' la posibilidad de que el histriónico Donald Trump se convierta en el nuevo presidente de Estados Unidos.

Las encuestas lo pronosticaron. Las primarias lo han verificado. Donald Trump es el pre candidato republicano favorito para representar al partido en las próximas elecciones estadounidenses, hecho que ha provocado que más de uno se eche las manos en la cabeza y comiencen las preocupaciones de que el magnate pueda dirigir una potencia como es Estados Unidos.Donald Trump en el despacho oval supondría un "aumento en la amenaza terrorista"

La llamada Unidad de Inteligencia de esa publicación (EIU) alerta en la edición abrileña de todos los peligros que podría suponer que el magnate norteamericano sucediera a Barack Obama. La escala, calculada de 1 a 25 puntos, tiene en cuenta la probabilidad y el impacto del peligro; en el caso de Trump, hablamos de una probabilidad moderada con un impacto alto.

En concreto, en su servicio de predicción de riesgos globales para abril, 'The Economist' sitúa a una futura presidencia del magnate inmobiliario al mismo nivel de peligrosidad que el terrorismo del Estado Islámico y más peligroso que la salida de Gran Bretaña de la UE, la tensión bélica con China en el Pacífico y que un desplome en el sector petrolífero que provoque una crisis del crudo:Riesgos globalesFuerte desaceleración económica en China (20 puntos de peligrosidad): Una mayor recesión de la economía oriental provocaría un desploma de sus economías dependientes -América Latina, Oriente Medio y África- con el consiguiente efecto dominó en Europa y EE.UU.Nueva guerra fría por la intervención de Rusia en Ucrania y Siria (16 puntos): Aumenta gravemente el riesgo de confrontación directa por la actitud rusa. Además, los recortes de los países occidentales en gastos militares dificultan que puedan controlar la situación y complicaría sus situaciones de déficit.Volatilidad de la deuda que provoque una crisis en los mercados emergentes (16 puntos): Cualquier crisis que se produzca en el mercado de la deuda de los países emergentes provocaría una reacción en cadena que se asemejaría a la crisis bancaria de la UE.La fractura y disolución de la UE por presiones externas e internas (15 puntos): Con la amenaza terrorista y la crisis de refugiados vuelven a imponerse las barreras terrestres, lo que obstaculizará el intercambio económico. Esto perjudica la principal ventaja en el mundo que tiene Europa, que es su potencia comercial, y retrasando, más si cabe, el crecimiento del Viejo Continente.El 'Grexit' y la disolución de la eurozona (15 puntos): El débil gobierno izquierdista de Syriza no ayuda a la economía griega, que puede caer de nuevo en cualquier momento. Con varios rescates brutales en su haber, la eurozona podría no soportar un nuevo batacazo heleno y podría colapsar, desapareciendo el euro.Elección de Donald Trump como presidente de los EE.UU. (14 puntos): Aunque es poco probable que lograra vencer a Hillary Clinton, un ataque terrorista en el país o una súbita desaceleración impulsaría su candidatura, aupada en la empobrecida white trash. Aunque los propios republicanos y el Congreso bloquearía mucha de sus medidas más radicales -expulsión de inmigrantes o muro entre México y los EE.UU.- su gobierno provocaría inestabilidad e incoherencia en asuntos exteriores.El crecimiento del yihadismo, lo que desestabiliza la economía mundial (14 puntos): La tendencia alcista de los mercados europeos y norteamericanos de los últimos tiempos se vería frenada por una espiral creciente de atentados e inseguridad, y dañaría enormemente los ya perjudicados países de Oriente Próximo, Medio y Magreb.La salida del Reino Unido de la Unión Europea (8 puntos): Aunque poco probable, la salida de Gran Bretaña tendría consecuencias negativas para ella al ser la quinta economía más grande en el mundo, y sus exportaciones se enfrentarían a la incertidumbre regulatoria y tarifaria. Además, su posición como centro de servicios financieros globales -la City- peligraría. También dañaría enormemente a la UE, por ser una de sus economías más dinámicas e impulsora del liberalismo.El expansionismo chino en el Mar del Sur de China (8 puntos): Cualquier empeoramiento o inestabilidad que se le añada a la economía china afectaría a toda la economía global.Desplome del sector petrolífero por la guerra de precios (4 puntos): El riesgo de una crisis petrolífero 2016-2020 es baja, aunque hay que tener en cuenta los importantes riesgos geopolíticos: la situación en Venezuela, la guerra en Oriente Medio y el conflicto ucraniano, entre otros.

Donald Trump es sinónimo de guerra comercial

Asimismo, el medio británico alerta de que el fuerte lenguaje que Trump emplea para dirigirse a México y China en particular "podría escalar rápidamente hacia una guerra comercial". "Sus tendencias militares hacia Oriente Medio y su prohibición a todos los musulmanes de viajar a EEUU sería un potente instrumento de reclutamiento para grupos yihadistas, aumentando su amenaza tanto dentro de la región como más allá", agrega el informe.Su partido teme una nominación de Donald Trump

El Partido Republicano no podía pensar hace nueve meses, cuando los candidatos comenzaron a anunciar su candidatura, que a día de hoy Donald Trump iba a ser el favorito de los americanos para ser su presidente, al menos en el lado republicano. Pero es así. Por eso desde el lado de los 'elefantes' se ha comenzado ya a planear cómo echar por tierra el ya proclamado como 'efecto Trump'.

Sin embargo, de nada les ha servido a los republicanos hacer pública una campaña 'Stop Trump', así como tampoco apoyar públicamente a Marco Rubio. Ambos intentos han cosechado el mismo éxito: ninguno. Por eso, ahora su única esperanza está puesta en una convención abierta. Pero, para esto habrá que esperar a ver si Trump consigue los delegados necesarios para ser candidato oficial. Trump amenaza al partido si no le deja ser candidato

El magnate va en buen camino para conseguir hacerse con los delegados necesarios (1.237), sin embargo, el último supermartes sorprendió al magnate al no conseguir todos los estados que esperaba. Por esto, es inevitable comenzar a pensar en una convención abierta como la única solución al 'efecto Trump'. Eso sí, el magnate no está por la labor de quedarse con los brazos cruzados.

Donald Trump ha amenazado a su partido con llamar a sus seguidores a las revueltas en el caso en el que los republicanos no le permitan ser el candidato oficial si este no consigue los delegados necesarios. 

Ahora en Portada 

Comentarios