Miércoles, 18.09.2019 - 21:51 h
Pide una respuesta "humana"

Trump usa Hong Kong para dejar a China en evidencia y ganar la guerra comercial

"En China se están perdiendo millones de trabajos. Miles de empresas se están marchando", incidió el presidente de Estados Unidos.

Donald Trump
Trump pide a China que aborde las movilizaciones de Hong Kong de forma "humana". / EP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, subrayó este jueves que cualquier acuerdo comercial que firme su país con China deberá hacerse en términos estadounidenses, después de que el Ministerio de Finanzas chino publicara un comunicado en el que aseguraba que tomará las medidas necesarias para contrarrestar los últimos aranceles anunciados por Estados Unidos, que considera que violan el consenso alcanzado por ambos países.

"Francamente, a China, le gustaría firmar un acuerdo, y tiene que ser uno en los términos apropiados. Francamente, tiene que ser un acuerdo en nuestros términos. Si no, ¿cuál sería su sentido?", afirmó Trump en una entrevista en la cadena de radio WGIR. En paralelo y para redoblar la presión, el presidente de EEUU advertía en Twitter a los dirigentes chinos que deben centrarse en trabajar de forma “humana” con Hong Kong antes de llegar a esa entente comercial. Toda una forma de aprovechar las grietas del régimen chino ante la opinión pública internacional.

El comunicado del Ministerio de Finanzas chino se producía después de que el martes las autoridades estadounidenses acordasen retrasar al próximo 15 de diciembre en el caso de algunos productos -como teléfonos móviles u ordenadores portátiles- la entrada en vigor de los aranceles que gravarán desde el 1 de septiembre con un 10% adicional a importaciones procedentes de China por valor de 300.000 millones de dólares (268.341 millones de euros).

Tras la decisión, altos representantes de los gobiernos de China y EEUU retomaron a través del teléfono el diálogo económico y comercial "al más alto nivel" y se emplazaron para seguir conversando dentro de dos semanas. Trump recalcó este jueves, no obstante, que posponer hasta diciembre la aplicación de nuevos aranceles a productos chinos beneficia más a China que a Estados Unidos. "En China se están perdiendo millones de trabajos. Miles de empresas se están marchando", incidió.

“Un gran líder”

Eso sí, tras la de arena, la de cal. Y es que respecto a Hong Kong, Trump declaró que no tiene dudas de que el mandatario chino, Xi Jinping, podría resolver el problema de forma "rápida y humana" si quisiera. En esta línea, Trump dejó caer que quiere reunirse con Xi, a quien ha calificado como un "gran líder" y "buen hombre en un asunto complicado" y que asegura que cuenta con el respeto de su pueblo.

#Pese a las buenas palabras de Trump, el Ejecutivo chino ya ha dejado claro que no piensa quedarse de brazos cruzados. Por ejemplo, según el embajador de Pekín en Londres, Liu Xiaoming, las movilizaciones “ya están mostrando signos de terrorismo”. Para incrementar aún más la tensión, cientos de miembros de la Policía Armada china iniciaron este jueves maniobras en un estadio de Shenzhen, cerca de Hong Kong, en una serie de movimientos que han generado recelo por la posibilidad de que Pekín estuviese lanzando un aviso a los movimientos que desde hace más de dos meses convocan protestas en la antigua colonia británica.

Las entradas al estadio permanecían cerradas este jueves, aunque se apreciaba actividad en el interior y las áreas de aparcamientos estaban llenas con más de un centenar de vehículos de las fuerzas paramilitares, entre ellos blindados para el transporte de tropas y camiones con cañones de agua. Las espadas, en cualquier caso, siguen en alto.

Ahora en Portada 

Comentarios