Domingo, 16.12.2018 - 03:05 h
Puso en peligro decenas de bebés

El escándalo de la salmonela de Lactalis no frena y hay más denuncias en Francia

Una asociación de padres de niños afectados pretende "evitar que este escándalo se salde, como ocurre con demasiada frecuencia, con impunidad".

lactalis
Leche de Lactalis / EFE. 

Una asociación de padres de niños afectados por salmonela y una asociación de consumidores han decidido querellarse en Francia en el escándalo generado por el brote de esa enfermedad por la contaminación de los alimentos para bebés fabricados en una planta de la multinacional francesa Lactalis.

Foodwatch indicó en un comunicado que la denuncia formalizada hoy ante la Fiscalía de París especializada en temas de salud, a la que se han asociado algunos padres, pretende "evitar que este escándalo se salde, como ocurre con demasiada frecuencia, con impunidad, zonas de sombra nunca aclaradas o una reacción política blanda".

La organización, que no identifica de forma precisa a presuntos culpables, consideró que el sistema falló y puso en peligro a "decenas de bebés en Francia y en los otros 85 países" en los que se vendieron la leche en polvo que había salido de la fábrica que Lactalis tiene en Craon (oeste de Francia) donde se ha situado el foco del brote de salmonela.

A su juicio, se han cometido infracciones que van de sacar al mercado un alimento perjudicial para la salud y exportarlo al incumplimiento del procedimiento de retirada de un producto de las tiendas (varios de los grandes grupos de distribución están implicados) una vez que las autoridades habían señalado su peligrosidad potencial.

Fue el pasado mes de diciembre cuando se hizo público que había un brote de salmonela que tenía su origen en las torres de secado de Craon que había hecho enfermar a decenas de niños en Francia pero también en otros países a los que se había exportado la leche (se tiene constancia de al menos dos casos en España).

Para Foodwatch, "el primer responsable" es Lactalis, que en 2006 compró la empresa Célia (que incluía las instalaciones de Craon), y que ya sabía que "más de 140 bebés" habían sido contaminado por salmonela con origen en esa factoría. Pero también señala a "la gran distribución", a "los laboratorios" y a las "autoridades públicas", que "al final son responsables de la protección de los ciudadanos y de los consumidores".

Para evitar que eso se repita, la asociación pide que las sanciones sean "disuasorias y ejemplares". Algunas de esas familias también van a querellarse contra Auchan y Leclerc por no haber retirado los lotes incriminados como potencialmente contaminados pese a que habían sido identificados.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios