Sábado, 21.10.2017 - 14:57 h
Llenar un vacío institucional 

La Eurocámara da luz verde a la creación de una Fiscalía europea contra el fraude

A la nueva fiscalía no se suman, de momento, todos los miembros de la Unión Europea, pero sí una veintena, incluida España. 

La Eurocámara da luz verde a la creación de una Fiscalía
La Eurocámara da luz verde a la creación de una Fiscalía comunitaria. / L.I.

El pleno del Parlamento Europeo ha dado este jueves luz verde a la creación de una Fiscalía europea dedicada a la lucha contra el fraude y a evitar que se malgaste el dinero de los contribuyentes.

La nueva Fiscalía europea (EPPO, por sus siglas en inglés) podrá investigar y procesar a los acusados de delitos contra los intereses financieros de la Unión Europea, competencias hasta ahora exclusivas de las autoridades nacionales.

Al carecer las agencias europeas OLAF, Eurojust y Europol de un mandato para llevar a cabo investigaciones judiciales, la Fiscalía europea llenará ese vacío institucional.

Independencia de las fiscalías nacionales 

Habrá un fiscal general europeo que dirigirá la Fiscalía Europea y cada Estado miembro participante estará representado por un fiscal europeo.

Según el reglamento, las investigaciones las efectuarán los fiscales europeos delegados ubicados en los distintos Estados miembros.

Esos fiscales delegados, aún siendo parte integrante de la Fiscalía Europea, seguirán asimismo ejerciendo funciones como fiscales nacionales, pero serán completamente independientes de las fiscalías nacionales en sus actividades para la Fiscalía europea.

La lista de delitos que quedarán bajo la jurisdicción del nuevo órgano podrá ampliarse en el futuro para incluir, por ejemplo, el terrorismo, una ampliación del mandato sobre la que ya se han pronunciado a favor algunos líderes europeos, como el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, o el presidente francés, Emmanuel Macron.

La sede, en Luxemburgo 


A la nueva fiscalía no se suman, de momento, todos los miembros de la UE, pero sí una veintena, incluida España, así como Bélgica, Alemania, Grecia, Italia, Finlandia, Francia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Portugal y Rumanía.

Los eurodiputados reclamaban este órgano judicial desde 2004, al considerar que puede ser fundamental para garantizar la independencia de los fiscales.

Tras el visto bueno del pleno, el Consejo adoptará formalmente la legislación, aunque la Fiscalía no comenzará a trabajar hasta dentro de al menos tres años.

La sede central de la Fiscalía en Luxemburgo. 

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios