Sábado, 18.11.2017 - 15:23 h
Referéndum no vinculante

Lombardía y el Véneto votarán este domingo una autonomía 'a la catalana'

Entre ambas regiones suman en torno al 30% del PIB de Italia y buscan atraer aún más empresas mejorando sus condiciones tributarias

Lombardía y el Véneto votarán este domingo una autonomía 'a la catalana'
Lombardía y el Véneto votarán este domingo una autonomía 'a la catalana'

Hace ya tiempo que Padania dejó de existir en el imaginario de la Liga Norte. Han pasado ya 26 años desde que el partido nacionalista viera la luz de la mano de Umberto Bossi con el propósito de independizar el tercio septentrional de Italia, lo que viene siendo el valle del río Po, y que incluía las regiones de Piamonte, Friuli-Venecia Julia, Emilia-Romaña, Valle de Aosta, Trentino-Alto Adigio, Liguria, Lombardía y el Véneto. El punto álgido del secesionismo padano llegó cuando Bossi declaró, el 15 de septiembre de 1996, la independencia unilateral del territorio. Una independencia que ningún país reconoció y cuyo fracaso rebajó las pretensiones de la Liga Norte, que ahora vuelve a la carga con un desafío mucho más realista: conseguir más autonomía respecto a Roma para Lombardía y el Véneto, dos regiones que juntas suman en torno al 30% del PIB italiano.

Este domingo, ambas están celebrando un referéndum para consultar a su población –poco más de diez millones en el caso lombardo y casi cinco en el véneto- si realmente desean aumentar sus competencias. A diferencia de lo que ocurrió en Cataluña, la votación en el norte de Italia está amparada por la Constitución. Eso sí, la consulta no es vinculante, simplemente un refuerzo para que cuando los dirigentes de las dos regiones acudan a Roma solicitando más autonomía y, sobre todo, un mejor acuerdo financiero, no se las den de bruces. 

La participación se situaba al mediodía en el 9,96% en la primera y en el 21,1% en la segunda.

De acuerdo a los datos oficiales, a las 12.00 locales (10.00 GMT), en Lombardía han votado 783.843 electores, el 9,96 % del total, y la participación más baja se registró en su capital, Milán, con 185.826 votos, un 7,56 % del total. En Véneto se situaba en el 21,1 % de las personas con derecho a voto.

Es la economía, estúpido

Porque detrás de todo el movimiento se esconde una razón económica. Y es que en Lombardía, sin ir más lejos, el déficit fiscal con el Estado italiano es de 54.000 millones de euros anuales, cinco veces mayor que el de Cataluña. El del Véneto, de 18.000 millones de euros, es el tercero del país tras el de Emilia-Romaña, y ambas regiones se han cansado que sus arcas se agoten ‘manteniendo’ al centro y al sur. Roberto Maroni, líder de la Liga Norte, asegura que su intención es reducir el déficit lombardo a la mitad para relanzar todavía más las inversiones en la región; un movimiento que ha sido criticado por insolidario, pero que según el dirigente permitirá crecer también la economía de Italia.

Competencia para Cataluña 


En resumidas cuentas, Lombardía y el Véneto buscan pescar en río revuelto. Aunque Maroni mantiene que no está “animando a las empresas a que huyan del territorio catalán”, es de sobra conocido que Milán, y por ende Lombardía, vienen compitiendo con Cataluña por seducir a las empresas que salen escaldadas del ‘brexit’, el último gran divorcio del Viejo Continente. Como por ejemplo la Agencia Europea del Medicamento, que dejará Londres y busca sede entre 23 ciudades; una carrera que lideran Barcelona y Milán.

Al contrario que en Cataluña, donde más de mil empresas ya han abandonado el territorio tras el referéndum del pasado 1 de octubre, en Lombardía buscan tentar desde lo moderado de su propuesta y una mejora de sus condiciones fiscales al mayor número de firmas posibles. De los 27.000 millones que la región norteña ahorraría en impuestos, Maroni afirma que destinaría buena parte a la investigación y el desarrollo, a fomentar negocios familiares y nuevos empresas, y a permitir exenciones a las grandes multinacionales: “Podría decirles a aquellas que buscan invertir en Europa: ‘sabes que si vienes a Milán, durante dos o tres años haré que no pagues impuestos’”.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios