Viernes, 20.09.2019 - 00:09 h
Los casos aumentaron en más de un 500%

Filipinas exige que se vacune a los hijos tras la muerte de 20 niños por sarampión

La responsable de Unicef en el país ha advertido de que la tasa de vacunación es de solo el 55% a pesar de que la vacuna es gratis.

Niños enfermos de sarampión reciben tratamiento en un hospital público, este jueves, en Manila, Filipinas (EFE/ Francis R. Malasig)
Niños enfermos de sarampión reciben tratamiento en un hospital público, este jueves, en Manila, Filipinas (EFE/ Francis R. Malasig)

Las autoridades filipinas y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) han instado a los padres a que vacunen inmediatamente a sus hijos contra el sarampión en respuesta al brote que ha matado a más de una veintena de niños en todo el país desde principios de año.

La responsable de Unicef en el país, Julia Rees, ha advertido de que la tasa de vacunación en el país es de solo el 55% a pesar de que la vacuna es gratis y disponible en todas las instalaciones médicas del Gobierno.

"La vacuna contra el sarampión es segura y eficaz, y se ha utilizado con éxito en las Filipinas durante más de 40 años", ha declarado. "Insto a los padres y las comunidades a que lleven a sus hijos al centro de salud para ser inmunizados. El sarampión en los niños es mortal y puede causar complicaciones y discapacidades a largo plazo", ha añadido.

El Departamento de Sanidad de Filipinas declaró esta semana un brote de sarampión en el área metropolitana de Manila y la región de Luzón Central, con unos 1.300 casos registrados y al menos 60 muertes por la enfermedad en lo que va de año. La mayoría de las muertes, más de 50, se han producido en el hospital San Lorenzo de Manila, principalmente niños de entre tres meses y cuatro años.

Según el Departamento de Sanidad, los casos de sarampión han aumentado en más de un 500 % en lo que va de año, respecto al mismo periodo del año anterior. Las autoridades sanitarias indicaron que el brote tiene que ver con un la falta de vacunación de muchos menores a raíz de un escándalo de Dengvaxia, una vacuna contra el dengue que causó varias muertes en Filipinas a finales de 2017.

Según estimaciones de Unicef, alrededor de 2,5 millones de niños menores de 5 años no están vacunados contra el sarampión. Solo en Manila, el número de pacientes con sarampión aumentó a 441 a partir del 26 de enero, frente a los 36 en 2018. Hubo al menos cinco muertes en Manila.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios