Jueves, 05.12.2019 - 18:51 h
De forma anticipada 

Francia cerrará su central nuclear más antigua entre febrero y junio de 2020

El anterior presidente francés, François Hollande, inicialmente decidió que dejara de funcionar durante el año 2016, aunque el plan se paralizó.

Fessenheim, central nuclear más antigua de Francia
Francia cerrará su central nuclear más antigua entre febrero y junio de 2020. / EFE 

Fessenheim, la central nuclear más antigua que hay en funcionamiento en Francia, cerrará anticipadamente el próximo año con una parada del primero de sus reactores el 22 de febrero y el segundo el 30 de junio, anunció este lunes la eléctrica EDF que los explota.

En un comunicado, EDF explicó que esas son las fechas con las que ha solicitado al Ministerio de la Transición Ecológica y a la Autoridad de la Seguridad Nuclear la declaración del fin de la explotación de esta central, que está ubicada en la región de Alsacia, junto a la frontera alemana (noreste), según recoge Efe. 

Como consecuencia del cierre anticipado del complejo, decidido por el Gobierno en un protocolo formalizado el pasado viernes, la empresa espera una indemnización de cerca de 400 millones de euros en un primer periodo de cuatro años.

A eso se podrían añadir unos pagos posteriores correspondientes a los beneficios que habría podido obtener por la explotación de la central hasta 2041, y que se calcularán a partir de los precios futuros. La central de Fessenheim, que entró en servicio en 1977, se compone de dos reactores de 900 megavatios de potencia cada uno.

Hollande decidió su paralización en 2016 

El anterior presidente francés, François Hollande, inicialmente decidió que dejara de funcionar en 2016, dentro de sus planes para reducir el peso de la energía nuclear al 50% de la producción eléctrica para 2025, frente a más del 70% actualmente.

Sin embargo, la fecha se ha ido posponiendo y una ley que acaba de adoptarse en el Parlamento fija como objetivo ese 50% de energía nuclear para 2035. El aplazamiento ha tenido que ver, entre otras cosas, con los retrasos en la construcción de un nuevo reactor nuclear de tipo EPR en Flamanville, en la costa de Normandía (noroeste). En julio pasado, EDF reconoció que ese reactor de Flamanville no podrá entrar en servicio antes de finales de 2022.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING