Martes, 24.10.2017 - 00:48 h

Un fuerte terremoto sacude la capital de México y causa decenas de muertos

El temblor derrumbó cerca de treinta edificios en distintas zonas de la Ciudad de México como las colonias Condesa, Del Valle, Narvarte, Centro, Coyoacán y Xochimilco, entre otras.

Esta vez el temblor se sintió con más fuerza que el registrado el 7 de septiembre, de magnitud de 8,2 en la escala de Richter, dado que el epicentro fue más cercano.

Te interesa leer: México sufre la tormenta tropical Katia tras el seísmo...

Miles de personas permanecen en la calle hoy, martes 19 de septiembre de 2017, tras un sismo de magnitud 7,1 en la escala abierta de Richter (EFE/ Sáshenka Gutiérrez)

Un terremoto de magnitud 7,1 en la escala abierta de Richter sacudió este martes fuertemente la capital mexicana, causando al menos 47 víctimas mortales en los estados de Morelos y de México.

Mientras tanto, en la Ciudad de México hay un total de 27 edificios destruidos y se teme que haya personas atrapadas.

El Servicio Sismológico Nacional (SSN) indicó a través de Twitter que el movimiento telúrico fue de magnitud 7,1 al hacer una actualización de su primer reporte, en el que fijó la magnitud en 6,8.

El epicentro del seísmo, registrado a las 13.14 horas locales (18.14 GMT), se localizó a 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, en el central estado de Morelos, a una profundidad de 57 kilómetros.

El temblor generó numerosas escenas de pánico en la capital del país solo dos horas después de que la ciudadanía saliera a las calles de todo el país en un simulacro conmemorativo del terremoto de 1985, así como cortes en el suministro de la electricidad y del servicio de telefonía.

El seísmo derrumbó hoy al menos una decena de edificios en distintas zonas de la Ciudad de México como las colonias Condesa, Del Valle, Narvarte, Centro, Coyoacán y Xochimilco, entre otras.

Solidaridad ciudadana

También causó numerosos cortes en el servicio eléctrico, fugas de gas e interrumpió el servicio de telefonía, así como el del Metro, pero aún no se reportan víctimas mortales.

En todas las zonas afectadas hubo daños en edificios, algunos de los cuales quedaron colapsados. Se cayeron numerosas bardas y se desprendieron fachadas de departamentos y edificios públicos en una capital donde aún se respira a miedo.Se le pide atentamente a la población no saturar la red telefónica y de internet. Úselo sólo para emergencias.— Luis Felipe Puente (@LUISFELIPE_P) 19 de septiembre de 2017



Las actividades escolares fueron suspendidas hasta nuevo aviso, al igual que la sesión bursátil de la Ciudad de México, para salvaguardar la seguridad del personal y de las instalaciones. La ciudadanía de inmediato se dio a la tarea de asistir y brindar ayuda en los derrumbes y colapsos.

En el sur de la ciudad, en Coyoacán, la Iglesia de San Juan Bautista sufrió daños en una de sus torres y en Xochimilco se cayó la parroquia de San Bernardino.

En esta zona un videoaficionado registró el fuerte movimiento del agua de los canales. Un ola gigante cruzó de lado a lado y removió las tradicionales trajineras.

Esta vez el seísmo se sintió con más fuerza que el registrado el 7 de septiembre, de magnitud de 8,2 en la escala de Richter, dado que el epicentro fue más cercano.

El seísmo del 7 de septiembre, el más poderoso desde 1932 en México, dejó 98 muertos en el sur del país; 78 en Oaxaca, 16 en Chiapas y 4 en Tabasco.

Ahora en portada

Comentarios