Domingo, 22.09.2019 - 19:59 h
Ministros británicos amenazan con la dimisión

Gobiernos de la UE tantean a Johnson para impedir un Brexit sin acuerdo

Salvo sorpresa de última hora, el próximo ‘premier’ será radicalmente euroescéptico. La amenaza de un divorcio sin acuerdo es cada vez más real. 

Boris Johnson, durante un acto en las primarias 'tories'
Boris Johnson, durante un acto en las primarias 'tories'. / EFE

Salvo sorpresa de última hora, el próximo ‘premier’ será radicalmente euroescéptico. Boris Johnson, exministro de Exteriores y paladín de los ‘tories’ que apoyan una ruptura abrupta con la Unión Europea (es decir, sin acuerdo entre Londres y Bruselas), es el claro favorito para convertirse este martes en líder del Partido Conservador y primer ministro británico. La formación anunciará el día 23 el nombre del ganador (Johnson o Jeremy Hunt, actual responsable del Foreign Office) de la votación en la que ha participado los los 160.000 miembros del partido. Al día siguiente, éste se hará cargo de la residencia oficial de Downing Street.

El sustituto de Theresa May no solo deberá cortar el nudo gordiano que atenaza a la política británica (guerra civil en el Partido Conservador entre “brexiteers” y proeuropeos, lucha fratricida en la oposición laborista entre partidarios y detractores de un segundo referéndum del Brexit …), también tendrá que capitanear el caótico proceso de divorcio con el bloque comunitario. Y Johnson eligió como lema de campaña en la carrera para suceder a May el eslogan “Do or die”, esto es, salir de la UE el 31 de octubre, fecha en que vence la prórroga que May solicitó a Bruselas, a vida o muerte, con o sin acuerdo, a pesar de que el Banco de Inglaterra y los empresarios advierten desde hace tiempo de las catastróficas consecuencias.

Ahora que la posibilidad de un ‘Brexit duro’ es cada vez más real, varios altos cargos comunitarios -alemanes, franceses, holandeses y belgas- han mantenido contactos secretos con aliados de Johnson para trasladarle la intención de alcanzar un pacto. Además, un grupo de políticos y diplomáticos irlandeses negocia con dos de los miembros del gabinete del 'tory' con el fin de llegar a un acuerdo, según reveló este domingo el ‘Sunday Times’. Un extracto del documento publicado por el dominical británico muestra que el ministro de Asuntos Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, asegura que Dublín está dispuesto a cerrar un pacto.

La Oficina británica de responsabilidad presupuestaria (OBR, en inglés) advirtió la semana pasada que, en caso de ‘no deal’, el Reino Unido se sumirá en una recesión en 2020. En su informe sobre riesgos fiscales, el organismo encargado de supervisar las finanzas británicas augura una contracción del 2% del PIB si el próxmo ‘premier’ apuesta por un 'Brexit duro'.

El miedo a lo peor se extiende en Londres. Por ello, los diputados británicos aprobaron hace unos días una enmienda destinada a impedir la suspensión de Westminster para forzar una retirada sin pacto el 31 de octubre. Johnson podría optar por suspender las sesiones parlamentarias para evitar alguna maniobra destinada a frenar un ‘Brexit duro’. La jugada partió del laborista Hilary Benn, que propuso la medida.

Y ante la amenaza de que Johnson cumpla su promesa de campaña, varios ministros han amenazado con la dimisión. El titular de Economía, el proeuropeo Philip Hammond, anunció ayer que dimitirá del Gobierno si Johnson es el nuevo ‘premier’ porque se opone frontalmente a un Brexit sin acuerdo. Además de Hammond, el ministro de Justicia, David Gauke, también proeuropeo, confirmó al dominical 'The Sunday Times' que renunciará el miércoles si el polémico exministro asume el poder. 

Ahora en Portada 

Comentarios