Viernes, 21.09.2018 - 04:40 h
Los paparazzis involucrados

No hay tregua para Meghan Markle: su hermana sufre un accidente de coche

El culebrón familiar de la futura esposa del príncipe Harry no tiene fin. Al infarto de su padre ahora se une el accidente que ha tenido su hermana.

Meghan Markle
La actriz vive una convulsa situación familiar / Cordon Press

La polémica familiar envuelve la que estaba llamada a ser la boda del año en el ámbito de las casas reales. La novia, la actriz estadounidense Meghan Markle, vive una complicada situación ante las noticias que están protagonizando sus familiares a escasos días de su enlace con el príncipe Harry. Si esta semana era su padre quien sufría un infarto que le impedía acompañar a su hija al altar después de vender fotos suyas a la prensa, ahora es la hermana de Meghan quien ha tenido un percance de salud.

En concreto, según apunta el diario 'The Telegraph', Samantha Grant, su hermana por parte de padre, habría sufrido un accidente de coche en una persecución con varios paparazzis. Un percance que recuerda mucho al trágico final de la madre de su prometido, Lady Di, lo que pone de manifiesto el interés desmedido que está causando esta boda. Grant tuvo que acudir al hospital después de que golpe le fracturase el tobillo y la rodilla cuando intentaba evitar chocar contra un fotógrafo. Todo ocurrió cerca de su residencia en Florida.

Un accidente que no ha llegado a ser grave pero que pone de manifiesto la presión mediática que existe alrededor del convulso núcleo familiar de Meghan, si bien han sido ellos quienes se han puesto en la palestra, pues desde que se conoció el compromiso no han parado de arremeter contra la actriz. Tanto Samantha como su hermano Thomas Markle Jr han acusado a su hermanastra de abandonar a su padre cuando se quedó en la ruina precisamente por ayudarle a ella en su carrera como actriz.

Incluso han advertido al príncipe Harry para que no se case con ella, ya que le tachan de falsa e interesada. Unas críticas que han arreciado después de que Meghan no les incluyese en su lista de invitados de boda, algo totalmente normal habida cuenta de su relación. Por ello, los únicos que iban a acompañarle en su gran día eran su padre y su madre, pero éste no podrá acudir finalmente.

Su padre, operado del corazón

Este lunes se conoció que el padre de Meghan había sufrido un infarto y no podría acudir a la boda de su hija. Un incidente provocado por la filtración acerca de que Thomas Merkle habría vendido fotos suyas a los paparazzis "preparándose" para la boda real. Hace unas semanas una agencia publicó unas imágenes del padre de la actriz en las que se le veía acudiendo a comprarse un traje o leyendo un libro sobre Reino Unido, un 'falso robado' por el que dicen que se habría embolsado 100.000 dólares.

Si bien Markle ha intentado defenderse diciendo que solo lo hizo para que no sacasen más fotos suyas como las anteriores -en las que se le veía bastante desmejorado, poco aseado y con manchas en la ropa- porque no quería avergonzar a su hija ni a la Familia Real británica. Si bien su hija Samantha afirmó que fue ella quien le convenció para dar ese paso con tal de que le dejaran en paz. 

Es decir, un culebrón familiar que parece no tener fin después del accidente de Samantha y que pone en serios aprietos a Meghan a pocos días de su boda. Tanto es así que ayer el Palacio de Buckingham pidió respeto y privacidad para la prometida de Harry. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios