Lunes, 24.09.2018 - 02:23 h
Puede tocar tierra en alguna parte del territorio

El huracán Lane baja a categoría 3 pero sigue declarado el estado de emergencia

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y a la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA) coordinará todos los esfuerzos de emergencia.

Los propietarios de una tienda se preparan ante la proximidad del huracán Lane, en Kailua-Kona, Hawai (
Los propietarios de una tienda se preparan ante la proximidad del huracán Lane. / EFE

El huracán Lane, que se aproxima a las costas del archipiélago de Hawái, se degradó hoy a categoría 3 en la escala Saffir-Simpson (de un máximo de cinco), después de haber dejado ya fuertes lluvias y deslizamientos de tierra en algunas zonas de las islas, informó hoy el Servicio Meteorológico Nacional de EE.UU. Las lluvias y el viento que trae consigo el ciclón ya azotaron la Isla Grande del archipiélago con casi 50 centímetros de lluvia en cerca de 24 horas y se espera que pueda tocar tierra en alguna parte del territorio en las próximas horas. Según las previsiones meteorológicas, el ojo del huracán, con vientos máximos sostenidos de 210 kilómetros por hora, se moverá cerca o sobre parte de las islas principales de Hawái en la noche de hoy o entrada la madrugada del viernes.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump anunció mientras tanto la aprobación de la declaración de emergencia en Hawái ante la inminente llegada del huracán Lane, que amenaza con convertirse en la tormenta más virulenta sufrida desde hace décadas en este archipiélago situado en aguas del Pacífico. Esta declaración autoriza al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y a la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA) a coordinar todos los esfuerzos de socorro en casos de desastre y destinar fondos federales para afrontar la tragedia.

El propósito de esta medida es salvar vidas y salvaguardar la propiedad privada y la salud pública para así "minimizar o evitar la amenaza de una catástrofe" en las islas, señaló la Casa Blanca en un comunicado. De acuerdo con expertos climatológicos citados por la cadena CNN, el ojo del huracán podría convertirse en un ciclón de tal magnitud que, en caso de tocar tierra, sería el más destructivo de los últimos 26 años. De acuerdo con las últimas informaciones divulgadas por el Centro de Huracanes del Pacífico Central (CPHC) de EE.UU., el huracán aún se dirige hacia Hawái empujado por vientos que alcanzan una velocidad de 210 kilómetros por hora y, previsiblemente, pasará por la mayoría de las islas del archipiélago.

A pesar de la gravedad de la amenaza, el Servicio Meteorológico Nacional ha anunciado a través de las redes sociales que la tormenta, que el martes llegó a la categoría cinco, -la máxima en la escala Saffir-Simpson-, se ha degradado en las últimas horas. Para evitar riesgos, el Pentágono anunció este miércoles la retirada de su flota desplegada en la zona, aunque aseguró que se mantendría en las proximidades por si fuera requerida su participación en futuras labores de socorro.

Ahora en Portada 

Comentarios