Miércoles, 08.04.2020 - 01:58 h
Clave para el impeachment

El embajador de EEUU: "Había órdenes de Trump para que se presionase a Ucrania"

Gordon Sondland ha asegurado que las gestiones diplomáticas para presionar al país partieron del presidente y transmitidas por su abogado personal

Gordon Sondland, embajador de EEUU ante la UE
Gordon Sondland, embajador de EEUU ante la UE / EFE

Gordon Sondland, embajador de EEUU en la Unión Europea, ha revelado este miércoles que fue Donald Trump quien ordenó el 'quid pro quo' con Ucrania para forzar al país, mediante el condicionamiento de la ayuda militar, a abrir una investigación sobre la familia del exvicepresidente y su posible rival electoral Joe Biden, principalmente, sobre Hunter Biden, el hijo de su contrincante. Además, Sondland ha señalado que las gestiones se hicieron a través del abogado personal del mandatario, Rudy Giuliani.

Así, el embajador ha señalado ante la Unión Europea que las órdenes de Trump tenían a su abogado personal, Rudy Giuliani, como intermediario: "El señor Giuliani expresaba los deseos del presidente de EEUU, y sabíamos que las investigaciones (sobre Biden) eran importantes para el líder republicano". 

En una declaración por escrito remitida a la Cámara de Representantes, Sondland se ha reafirmado en su testimonio anterior y ha indicado que hubo un intercambio de favores porque el Gobierno norteamericano congeló la ayuda militar a Ucrania a la espera de que el Ejecutivo ucraniano anunciara públicamente que investigaría a Hunter Biden y a su hijo.

El eje de "los tres amigos"

Sondland no solo ha señalado a la Casa Blanca: otros organismos de primer nivel de mando como el Departamento de Estado o el Consejo de Seguridad Nacional también eran, según las palabras del embajador, plenamente conscientes de los "esfuerzos" que se estaban manteniendo con la nación europea y sus fines. En este contexto, las palabras del declarante revelan todo un "canal paralelo" que implico una redefinición de la política de Washington hacia Ucrania, formado por  el secretario de Energía, Rick Perry, el enviado especial para Ucrania, Kurt Volker, y él mismo. A este eje se le conocía como "los tres amigos" y, siguiendo órdenes del presidente, eran los responsables de coordinar la política hacia Kiev con Giuliani.

En este sentido, las palabras de Sondland son demoledoras: "El secretario Perry, el embajador Volker y yo trabajamos con el señor Rudy Giuliani en asuntos de Ucrania bajo la dirección expresa del presidente de Estados Unidos", señaló. Algo que ha consolidado en su respuesta a la pregunta de si existió "quid pro quo", a lo que el diplomático contestó "sí",  de forma tajante en su testimonio de apertura.

Las declaraciones del embajador estadounidense han caído como un jarro de agua fría sobre la bancada republicana que esperaba que el testimonio de Sondland sirviera de respaldo a los intereses de Donald Trump.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING