Martes, 21.11.2017 - 16:52 h

Maduro invita al ejército a la insurrección con un inflación disparada al 720%

Según Maduro, el Departamento de Estado de Estados Unidos coordina, junto con la "derecha venezolana", un plan para derrocarlo.

Los venezolanos necesitan 18 salarios mínimos para cubrir el costo de la cesta básica familiar. El ejército promete lealtad antes de la gran protesta

Con una inflación disparada un 720,5% Maduro invita al ejército a la insurreción

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este martes que activó el "Plan Zamora", un operativo militar, policial y civil para derrotar un supuesto golpe de Estado, en la víspera de una gran marcha opositora en su contra.

"Atención: activar la fase verde del Plan Zamora para derrotar el golpe de Estado, la escalada de violencia (...). Bajo la estructura militar, policial y civil del Estado", ordenó el mandatario a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en reunión con el alto mando político y militar.

Según Maduro, el Departamento de Estado de Estados Unidos coordina, junto con la "derecha venezolana", un plan para derrocarlo.

"El Plan Zamora es un plan estratégico y operacional que activa la defensa de la nación en caso de amenazas al orden interno que puedan significar conmoción social y política o ruptura del orden institucional. Pero su aplicación me parece intimidatoria, quieren disuadir las protestas opositoras", dijo a la AFP el mayor general retirado Cliver Alcalá.

El presidente venezolano anunció este lunes la expansión del cuerpo de milicia, conformado por civiles armados, a 500,000 miembros con su fusil “garantizado”.

Ante miles de miembros de la Milicia, el presidente prometió garantizar, a través de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), “un fusil para cada miliciano, un fusil para cada miliciana”.

La oposición inició el 1 de abril una serie de protestas para exigir respeto a las atribuciones del Parlamento -que controla-, liberación de los "presos políticos", y un cronograma electoral.

Las manifestaciones, que el gobierno chavista considera parte del "plan golpista", dejan cinco muertos, decenas de heridos y más de 200 detenidos.Quiere procesar al jefe del parlamento

Maduro aseguró este martes que el jefe del Parlamento de mayoría opositora, Julio Borges, encabeza un golpe de Estado en su contra y por eso debe ser procesado.

"Lo que ha hecho Borges el día de hoy configura un delito contra la Constitución y así debe ser procesado. Llama abiertamente a un golpe de Estado a los funcionarios de la Fuerza Armada, al desconocimiento de sus líneas, de sus mandos y de su comandante en jefe. Eso está tipificado como una ruptura constitucional", afirmó el mandatario en reunión con el alto mando político y militar.

Borges "ha asumido la responsabilidad de encabezar el golpe que ha decretado desde hoy en las escalinatas de la Asamblea Nacional. El mundo entero tiene que repudiar ese llamado", instó Maduro.

La oposición anunció una marcha el miércoles desde 26 puntos de Caracas hasta la Defensoría del Pueblo, en el centro de la ciudad, para exigir elecciones, liberación de "presos políticos", y respeto a las atribuciones del Parlamento.

Las protestas se iniciaron después  de dos sentencias con las que el máximo tribunal se adjudicó las facultades del Legislativo. Las decisiones se anularon parcialmente tras fuerte presión internacional.

"Ha llegado la hora del combate. Alerta pueblo. Estamos en horas cruciales del destino de nuestra patria", agregó Maduro.Inflación: 720% en 2017 y 2.068% en 2018

La inflación en Venezuela llegará a 720,5% este año, la más alta del continente americano, según un informe del FMI difundido este martes, aunque la cifra es menor a la calculada por el organismo en octubre.

Para 2018, el Fondo Monetario Internacional estimó una inflación de 2.068,5%, de lejos la más alta entre el centenar de países que evalúa el organismo en su informe semestral sobre la economía.

En América Latina, está seguida de muy lejos por Argentina, que registrará 25,6% de inflación este año, mientras que la mayoría de países la mantienen controlada a un dígito.

El último cálculo constituye una revisión a la baja desde el pasado octubre, cuando el FMI estimó la inflación en Venezuela en 1.660% para 2017 y 4.505% para 2018.

Pero difícilmente aplacará las dificultades: los venezolanos necesitan 18 salarios mínimos para cubrir el costo de la cesta básica familiar, según un estudio privado.

La elevada inflación se combina con un desempeño económica negativo: Venezuela cerrará el año con un retroceso de 7,4%, en un contexto de crisis agravada por la caída de los precios petroleros y una economía de rígidos controles estatales.

Venezuela dejó de someterse a una revisión in situ por los expertos del FMI, un proceso denominado del Artículo IV, desde 2006, y el Banco Central de Venezuela (BCV) no publica las cifras de la inflación desde 2015

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios