Miércoles, 20.11.2019 - 15:03 h

El Estado Islámico se inspira en el 11-M para su 'concurso' más macabro

El 'EI' distribuyó un manual operativo bajo el nombre del 'Libro del Terror' en el que explicaba cómo cometer atentados y que incluía vídeos explicativos, entre ellos varios referidos al 11-M.

Los líderes del Califato instan además a sus seguidores a competir entre ellos para cometer atentados tan dañinos y a bajo coste como el de Madrid.

El Estado Islámico se inspira en el 11-M para su 'concurso' más macabro

Han pasado 12 años, pero el atentado más sangriento de la historia de España vuelve a estar más presente que nunca. ¿El motivo? El Estado Islámico está llamando a sus seguidores a imitar el 11-M, en una macabra competición para ver qué yihadista puede provocar más muertos e impacto en la sociedad.

Así, según fuentes de la Audiencia Nacional, el pasado octubre el Estado Islámico promovió una campaña en la que llamaba a los yihadistas europeos autoradicalizados a perpetrar atentados autosuficientes, sin ayuda de las redes del Califato.

Para ello, distribuyó una suerte de manual operativo bajo el nombre del 'Libro del Terror' en el que explicaba cómo cometer atentados y fabricar explosivos o técnicas para detectar si están siendo vigilados por la Policía. Junto al archivo se distribuían varios vídeos explicativos, entre ellos varios referidos a los atentados de Atocha.

De esta manera, los líderes del Califato instan a sus seguidores a competir entre ellos para cometer atentados tan dañinos como el de Madrid. En una carpeta llama 'Competición', argumentan que fue un 'éxito' ya que se trata de un ataque de bajo coste que generó un gran impacto y una gran cantidad de víctimas.

Los terroristas incluyen varias imágenes de las cámaras de seguridad de Atocha en las que se muestran dos de las explosiones de uno de los trenes, para que los 'lobos solitarios' puedan aprender del 'modus operandi' de los yihadistas.¿Por qué el 11-M?

Resulta cuanto menos curioso que el Estado esté usando como referencia los ataques de Madrid que fueron cometidos por miembros de Al Qaeda, su rival histórica.

El factor económico, por tanto, es decisivo a la hora de promocionar este atentado. De esta forma, el juez que se encargó del 11-M, Javier Gómez Bermúdez cifró entre 40.000 y 50.000 euros el importe empleado por los terroristas para perpetrar los atentados de Madrid, una cantidad que consideró "ridícula" para los daños que causaron.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING