Lunes, 22.10.2018 - 12:45 h

Donald Trump, el Jesús Gil americano, que puede hacerse con la Casa Blanca

Millonarios, excéntricos, polémicos, provocadores, machistas y aficionados a los puñetazos y al insulto a sus adversarios... hay demasiadas similitudes entre Trump y Gil.

Trump: "Construiré un gran muro en nuestra frontera sur", las mujeres "cerdas, gordas, perras, y animales desagradables". Kim Jong Un: "Hay que reconocer su mérito".

Jesús Gil: "Yo el problema de Gibraltar lo solucionaba en 5 minutos, tirando la verja", "voy a echar a todas las prostitutas de Marbella" y "mis ídolos son Jesús, Franco y el Che".

Donald Trump, el Jesús Gil americano, que puede hacerse con la Casa Blanca

El candidato republicano a la Presidencia de Estados, Donald Trump, ha convertido su campaña en un auténtico espectáculo. Sus declaraciones, su actitud provocadora y racista y su ambición no han dejado indiferente a nadie. Está en el extremo y, o se le ama, o se le odia.

Un 44% de los estadounidenses están dispuestos a votarle mañana, según un compendio de encuestas, pero el resto no lo haría jamás.

Trump ha logrado su éxito gracias a su dinero y a su personalidad, pero también sacando el máximo partido a la comunicación política y utilizando de forma más que eficiente los medios, fundamentalmente audiovisuales, aunque critique a todos los escritos.

El magnate ha aplicado al dedillo, seguramente sin conocerla, la máxima del escritor Oscar Wilde: "Hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen de ti, y es que no hablen de ti".

Te puede interesar: Trump ha insultado a 281 personas y organizaciones desde el inicio de la campaña

La actitud de Trump recuerda a la de otros empresarios convertidos en políticos, con actitudes provocadoras, excéntricas, machistas, xenófobas y siempre rodeados de guapas mujeres, que podrían ser sus hijas e incluso sus nietas. A la cabeza nos viene el italiano Silvio Berlusconi y el español Jesús Gil, a los que Trump se parece, y no sólo por sus peinados imposibles.

El que fuese alcalde de Marbella no llegó tan lejos como Trump, que si los estadounidenses no lo impiden podría convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos, pero las coincidencias son muchas. Empresarios inmobiliarios, con polémicas en sus inicios empresariales, mujeriegos y aficionados a los puñetazos y al insulto a sus adversarios.

La imagen de Jesús Gil en un jacuzzi junto a mujeres en bikini mucho más jóvenes que él parece imborrable, como también el puñetazo que propinó al presidente del Compostela, José María Caneda, pero también resulta difícil de olvidar las peleas en los mítines de Trump entre sus seguidores y detractores y la imagen del estadounidense rodeado de modelos de Playboy.

Te puede interesar: Donald Trump animó a marchar sobre Washington hace cuatro años cuando ganó Obama

En 1969, un recién terminado complejo turístico en los Ángeles de San Rafael (Segovia), construido por Jesús Gil, se derrumbaba  trágicamente y morían 58 personas. En la investigación posterior, se descubrió que un recorte de costes pudo provocar el derrumbe. Gil fue condenado a cinco años de prisión, pero fue indultado.

Cuatro años más tarde en Brooklyn en 1973, una construcción de Trump también provocó una importante polémica y duras críticas,  pero en esta ocasión por razones diferentes. Si bien la acusación no fue tan grave como la de homicidio, Trump fue acusado actitudes racistas, al verse negado a alquilar apartamentos por cuestiones de raza.Las frases más polémicas de Trump

"Cuando México nos envía a su gente, no nos envía a la mejor. No los envía a ustedes. Ellos envían gente que tiene muchos problemas, y ellos traen esos problemas consigo. Están trayendo drogas. Están trayendo crimen. Son violadores. Y algunos, asumo, son gente decente".

"Amo a los mexicanos, pero México no es nuestro amigo. Ellos nos están matando en las fronteras y nos están matando en los trabajos y el comercio".

"La posibilidad de que Hitler lograra sus objetivos hubiera disminuido si la gente hubiera estado armada".

"Construiré un gran muro en nuestra frontera sur y haré México pague por él".

"Multaré a México con 100.000 dólares por cada persona que entre de forma ilegal a Estados Unidos. Esto se ha convertido en un movimiento. No podemos ser grandes de nuevo si no tenemos una frontera".

En Phoenix, cuando un grupo de migrantes interrumpió su discurso gritando "Alto al odio", Trump respondió: "Me pregunto si el Gobierno mexicano los envió, pienso que sí". Después dijo a su público: "No se preocupen, recuperaremos a nuestro país".

"Los vi cuando las Torres gemelas del World Trade Center cayeron. Los vi en Jersey City, Nueva Jersey, donde miles y miles de personas lanzaron vivas cuando los edificios se derrumbaron".

"Es algo de "sentido común prohibir el ingreso de los musulmanes a Estados Unidos".

"Estamos en guerra. Habrá muchos más atentados si no resolvemos esto".

"Quieren volar nuestros edificios, nuestras ciudades".

Ni la republicana Carly Fiorina se salvó de los comentarios de Donald Trump."¡Mira esa cara! ¿Acaso alguien votaría por eso?" 

"John McCain no es un héroe de guerra. Fue capturado."

"Nunca ataqué a Rand Paul por su apariencia. Y créanme: hay un montón de material allí."

"No sé cómo somos tan estúpidos y tenemos a un presidente como Barack Obama".

"Me gusta Jeb. Es un buen hombre. Pero debería dar ejemplo hablando inglés mientras está en Estados Unidos".

"Yo le gano a China todo el tiempo. Todo el tiempo".

"El concepto de calentamiento global fue creado por los chinos, para volver a la industria manufacturera estadounidense poco competitiva".

"Nuestro país ya no tiene victorias. Antes las teníamos, pero ya no. ¿Cuándo fue la última vez que le ganamos a China un tratado?.

"Diría que Obama es un incompetente, pero no quiero hacerlo porque no es elegante".

Sobre el dictador Kim Jong Un: "Hay que reconocer su mérito". "Cuántos jóvenes, tenía como 26 o 25 años cuando murió su padre, se imponen a unos generales duros y de repente entra, toma el poder y es el jefe".

Respecto Putin: "Es un gran honor recibir elogios de un hombre tan respetado en su propio país y en el exterior".

Trump llamó a las mujeres "cerdas, gordas, perras, y animales desagradables".

Solo soy un negociador, como ustedes", añadió, haciendo uso de un
estereotipo habitualmente unido a la idea del 'judío usurero'.

Respecto a la fuga del narcotraficante mexicano Joaquín El Chapo Guzmán, la cárcel de máxima seguridad en la que se encontraba en México. "El narcotraficante más grande de México escapa de la cárcel. Increíble corrupción y Estados Unidos está pagando el precio. ¡Se los dije!", escribió el empresario.

"Nunca he visto a una personas flaca bebiendo Coca Cola de dieta".

Sobre la cantante Cher: "Cher, yo no uso peluca... Es mío. Y prometo no hablar de tus masivas cirugías
plásticas que no funcionaron".

"Está helando y nevando en Nueva York. Necesitamos el calentamiento global".

"Tengo a la gente más leal. ¿Alguna vez habéis visto algo así? Podría disparar a gente en la Quinta Avenida y no perdería votos".

Sobre Hillary Clinton: "Si no puede satisfacer a su marido ¿cómo piensa satisfacer a América?".

"Las víctimas del ataque contra el semanario satírico galo Charlie Hebdó habían tenido más oportunidades de defenderse si hubieran llevado armas encima".

Durante un mitín en Missisipi, "ellos han creado Estado Islámico. Hillary Clinton creó el grupo con Obama".

"¿Saben por qué son ricos? Porque tienen petróleo. Les arrebataré por completo su fuente de riqueza, que es el crudo. Los  bombardearé hasta erradicarlos".

En 1991: "No importa lo que los medios escriban de ti mientras tengas al lado a una mujer guapa con un buen culo".

"Cuando eres una estrella, te permiten hacer lo que quieras. Puedes hacer lo que quieras. Agarrarlas por el coño... Puedes hacer cualquier cosa…", así presumía de dinero y poder en 2005.

En 2006: "Si Ivanka no fuera mi hija, quizás saldría con ella".Las frases más polémicas de Jesús Gil

1990: Gil llamó "maricón" al árbitro francés Michel Vautrot tras una derrota europea y además, dijo que había sido recompensado en sus aficiones pederastas.

1994: "Parecía un niño de cinco años con un revólver en las manos", dijo Gil sobre el árbitro Andújar Oliver.

Gil cargó contra el jugador colombiano -que en esos momentos defendía al Atlético de Madrid- tras una mala actuación del mismo: "Al negro le corto el cuello. Me cago en la puta madre que parió al negro. Ya estoy harto de aguantar. Cuando no veo actitud me cargo a mi padre".

"Que se mueran todos aquellos a los que les j... que yo sea rico y el Atlético líder".

"Los negros del Ajax. Eso parecía el Congo, dicho con todos los respetos. Mirabas a un lado y había cuatro negros calentando, mirabas a otro y había cinco y en el campo otros tres". "Salían negros de todas partes como si fuera una máquina de churros", declaró Gil, tras el partido de Liga de Campeones.

"Algunos jugadores no merecen vivir".

"Es para coger una ametralladora y fusilarlos", sobre sus jugadores.

"Mi error ha sido tratar a los jugadores como personas".

"El Real Madrid se comporta como Uganda y Mendoza es Idi Amín".

"Implantaré el método Berlusconi: el presidente decide la alineación".

"Con la popularidad que tengo podría ser Dios".

"Yo el problema de Gibraltar lo solucionaba en 5 minutos, tirando la verja".

"Si me fueran los tíos, Futre sería mi novio".

"Voy a echar a todas las prostitutas de Marbella".

"Limpiaré las calles y aunque sea superficial, no veréis más miseria como la de los últimos 9 años".

"La operación urbanística del Real Madrid es lo más brutal que he visto nunca; si yo hubiera hecho eso, ahora mismo estaría en la cárcel".

"Mis ídolos son Jesús, Franco y el Che Guevara".

"Quiero ser Presidente del Gobierno para limpiar España".

"Franco era una hermanita de los pobres".

"La prensa es carroña que ha hundido España".

Ahora en Portada 

Comentarios