Jueves, 19.09.2019 - 07:08 h
Tenía 38 años

Un joven asesina a un padre de familia de dos disparos delante de su hija de 2 años

Gerard Grandzol volvía a casa en su vehículo cuando fue asaltado por dos hermanos. Uno de ellos le disparó pese a que iba a entregarles su coche.

Fotografía de un padre junto a su hijo.
Los asesinos enfrentan más de 25 años de prisión. / Pixabay.

La posibilidad de tener armas en Estados Unidos dio lugar a 57.060 incidentes en 2018 según el Archivo de Violencia con Armas. El año pasado 14.709 personas murieron en sucesos que involucraron armas de fuego y, solo en lo que va de 2019, ya hay 1.629 fallecidos por el mismo motivo. Entre todos estos casos se encuentran víctimas inocentes como Gerard Grandzol, un padre de familia de 38 años que perdió la vida y cuyos asesinos acaban de ser juzgados.

El 7 de septiembre de 2017, Gerard acudió al parque Fairmount de Filadelfia con su hija de dos años y con su perro. Llevaron un frisbee y se pasaron varias horas jugando.  

A las 20:00 horas decidieron volver a casa, pero Gerard nunca lo conseguiría. Cuando se encontraban en las inmediaciones de su vivienda, dos hermanos adolescentes se acercaron al vehículo familiar. Pistola en mano, le dijeron a Gerard que les diese su cartera y las llaves del coche, a lo que este accedió debido a la peligrosa situación.

Eso sí, les dijo a los asaltantes que iba a coger a su hija sentada en el asiento trasero. Esos fueron los últimos instantes en la vida de Gerard. “No nos importa”, le dijo uno de los criminales llamado Marvin Roberts, por aquel entonces de 16 años, que después disparó dos veces a la cabeza de Grandzol según ‘NBC Philadelphia’.

Acto seguido, los dos hermanos se rieron a carcajadas tal y como quedó registrado en la grabación de seguridad. Desde dentro de la casa familiar, su mujer Kristin Grandzol escuchó los disparos y corrió afuera, donde escuchó a su hija gritar y encontró a su marido en el suelo rodeado de un charco de sangre.

“Mi hija presenció algo que los hombres que van a la guerra no ven”, dijo la mujer en el juicio. Roberts, ahora de 18 años, fue declarado culpable el pasado viernes por asesinato en primer grado y otros crímenes relacionados con allanamientos de morada y robos de coches, siendo sentenciado a 35 años de prisión

Fotografía de Marvin Roberts, culpable por el asesinato de Gerard Grandzol.
Marvin Roberts, culpable por el asesinato de Gerard Grandzol. / Philadelphia Police Department.

Su hermano Maurice Roberts, de 21 años, ya había sido declarado culpable por asesinato en tercer grado y robo, por lo que afrontará entre 25 y 50 años de cárcel. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios