Miércoles, 15.08.2018 - 12:35 h
Gran arraigo en Europa

Juncker pide contraatacar a los nacionalismos porque son "la guerra"

El presidente de la Comisión Europea advirtió del riesgo de las ideologías nacionalistas cuyo mayor peligro lo encarna la extrema derecha.

El Ecofin pide a Juncker que acelere los preparativos del plan de inversión de 300.000 millones
El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean Claude Juncker, se refirió a las ideologías nacionalistas como el germen de "la guerra" en Europa, durante un coloquio con el expresidente del Gobierno español Felipe González organizado por el diario El País en la capital europea.

"Hay que luchar, también desde Bruselas, contra el renacimiento de los nacionalismos, que nunca habían desaparecido realmente pero que conocen nuevos días", ha analizado Juncker.

Preguntado por si cree que el resurgir de los nacionalismos y sentimientos independentistas en Europa son un riesgo, Juncker ha contestado afirmativamente y advertido de que, a su juicio, el mayor peligro lo encarna la extrema derecha.

"(El expresidente de Francia François) Mitterrand dijo en su último discurso ante el Parlamento Europeo que los nacionalismos son la guerra, y es cierto", ha afirmado el jefe del Ejecutivo comunitario, entre los aplausos del auditorio.


"No dormiría más con tranquilidad si tuviera la impresión de que quienes dirigen Europa han abandonado el combate contra la extrema derecha. Contra todos los extremismos, pero sobre todo el de extrema derecha, que es el más peligroso".

Para ilustrar lo arraigado que está el nacionalismo en el continente, el político luxemburgués, de 63 años, recordó como anécdota que cuando estudiaba Derecho en Estrasburgo, los alsacianos decían que iban "a Francia" cuando salían de esa región francesa que Alemania y Francia se han disputado durante los últimos siglos y que actualmente alberga la sede del Parlamento Europeo.

Juncker, que no se refirió expresamente al desafío independentista catalán, sí repasó la contribución de España a la construcción europea al señalar que el país "se ha comportado como uno de los Estados miembros fundadores" en sus más de tres décadas dentro de la UE, tiempo en el que ha logrado "desmontar una serie de prejuicios".

La unidad tras el Brexit

Entre los desafíos actuales del proyecto comunitario, Juncker reiteró que convendría fusionar la Comisión Europea, el brazo ejecutivo, con el Consejo Europeo, que representa a los Estados miembros, y se refirió las negociaciones del 'Brexit' con el Reino Unido.

"La primera fase de negociación fue más fácil de la que tenemos por delante, aunque fue muy difícil", dio el presidente de la CE, quien auguró que ahora será más complicado "mantener la unidad de los Veintisiete".

Juncker vaticinó que habrá distintos grupos de presión, como empresas multinacionales, que intentarán "convencer a los Gobiernos", ante lo que reforzó la idea de que los Veintisiete deben "mantener el orden en la casa de Europa".

Juncker pide contraatacar a los nacionalismos porque son "la guerra"

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios