Sábado, 16.02.2019 - 13:30 h
Reuniones con Juncker y Tusk 

Europa se enroca e insiste a May: no va a haber renegociación del pacto del Brexit

"Las conversaciones se mantuvieron en un espíritu de trabajo conjunto para lograr la salida ordenada", según informa un comunicado conjunto. 

May y Juncker, Brexit, Reino Unido, Unión Europea
Europa se enroca e insiste a May: no va a haber renegociación del pacto del Brexit. / EFE

Sin avances evidentes. Así han acabado los encuentros entre la primera ministra británica, Theresa May y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker y su homólogo en el Consejo Europeo, Donald Tusk. A pesar de que Juncker se haya mostrado dispuesto a revistar y modificar la declaración política sobre la futura relación de la UE con Reino Unido, ha rechazado renegociar el acuerdo de retirada. 

"El presidente Juncker (...) expresó su disposición para revisar la redacción de la declaración política acordada por la UE a veintisiete y Reino Unido para ser más ambiciosos en términos de contenido y velocidad en lo relativo a la futura relación entre la Unión Europea y  Reino Unido", según señala un comunicado conjunto de May y Juncker. Pese a ello, en un encuentro que se prolongó durante menos de dos horas, Juncker ha reiterado que Bruselas no va a renegociar el pacto de 'divorcio', y por lo tanto, la salvaguarda irlandesa incluida en él, tal y como era pretensión de la 'premier'. 

Sin embargo, esa solución de emergencia solo entraría en vigor si durante la transición, en la que Bruselas y Reino Unido negociarán su futura relación y que en principio concluirá el 31 de diciembre de 2020, no se logra un remedio alternativo.

"Lograr una salida ordenada" 

Según la nota conjunta que recoge la Agencia Efe, la mandataria planteó "varias opciones" para hacer frente a las preocupaciones de los diputados británicos  "en el contexto del acuerdo de retirada en línea con sus compromisos con el Parlamento"."Las conversaciones se mantuvieron en un espíritu de trabajo conjunto para lograr la salida ordenada", señala. En cualquier caso, Juncker ha recordado que "cualquier solución" para el Brexit deberá recibir el visto bueno de la Eurocámara y los Veintisiete.

El comunicado añade que May describió "el contexto en el Parlamento del Reino Unido y la motivación" por la que se votó la enmienda para renegociar esta frontera, que en su forma actual propone que todo Reino Unido permanezca en la unión aduanera tras el Brexit y que Irlanda del Norte se alinee con ciertas normas del mercado único para evitar una frontera física en la isla.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha sido más 'duro' tras la reunión con May y ha asegurado que "no hay avances a la vista" para poder superar el estancamiento en el que se encuentra el proceso de negociación. 

Tras ambas reuniones, la 'premier' ha valorado que se vayan a retomar las conversaciones entre ambos equipos para "buscar una manera de solucionar" el bloqueo al acuerdo en el Parlamento.  Cuestionada por la negativa constante de las instituciones europeas a reabrir el capítulo de la salvaguardia irlandesa dentro del acuerdo de salida, la primera ministra aseguró que lo que está "oyendo y viendo" por parte de los líderes comunitarios es "un deseo de trabajar " para evitar un divorcio duro.

"Tengo claro que voy a lograr el Brexit, lo voy a lograr a tiempo; es algo que voy a hacer para el pueblo británico. Negociaré duro los próximos días", ha afirmado, para concluir: "Lo que le he dicho es que ambos deberíamos estar trabajando para asegurar que podemos lograr una relación cercana entre la UE y el Reino Unido en el futuro, en eso nos deberíamos centrar".

Ante la falta de avances en las negociaciones, el líder del partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, ha ofrecido respaldar en el Parlamento el acuerdo del Brexit si incluye una unión aduanera, además de otras cuatro condiciones. En una carta enviada a Theresa May, el líder de la oposición ha expuesto su propuesta antes de que la jefa de Gobierno se reuniera este jueves con diversos líderes comunitarios en Bruselas, que reiteraron su negativa a reabrir el tratado de salida que se selló el pasado noviembre. 

Además de la unión aduanera, entre las exigencias de Corbyn se encuentran un "alineamiento cercano al Mercado único", la asociación "dinámica en los derechos y protecciones para que el Reino Unido" esté al día " de los que se desarrollen en Europa", un compromiso claro "en la participación de las agencias de la Unión Europea y sus programas de inversión" algo que debe incluir "el Medio Ambiente, la educación y la regulación industrial". Por último, el líder socialista exige que no debe haber "acuerdos ambiguos" respecto a temas de seguridad que incluyan las Órdenes de Arresto Europeas y las bases de datos compartidas. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios