Sábado, 21.09.2019 - 12:00 h
Trama "La Rasputina"

La justicia surcoreana imputa de nuevo a su expresidenta y el heredero de Samsung

El Supremo de Corea del Sur quiere repetir el juicio contra el máximo responsable de la empresa y la exdirigente del país por el caso de corrupción.

El heredero de Samsung, condenado a 5 años de cárcel por el caso "Rasputina"
La justicia surcoreana imputa de nuevo a su expresidenta y el heredero de Samsung.

Nuevo golpe de la justicia a Samsung y la expresidenta del país. El Tribunal Supremo surcoreano ordenó este jueves juzgar de nuevo al líder de facto de Samsung, Lee Jae-yong, por su participación en la trama de corrupción de "la Rasputina". El alto tribunal de Corea del Sur le imputó nuevos cargos al considerar que pagó más sobornos de los estimados inicialmente en el marco del caso. A la vez, pidió que se juzgara de nuevo a la exdirigente del país, Park Geun-hye, dentro del mismo caso de corrupción.

Lee fue condenado a cinco años de cárcel en 2017 por sobornar a la expresidenta Park con objeto de obtener favores del Gobierno. Al máximo responsable del grupo se le acusa de malversar fondos, ocultar activos en el extranjero y perjurio, pero en febrero de 2018 un tribunal de apelación redujo su condena, y le permitió abandonar la cárcel.

Al mismo tiempo, la justicia surcoreana ordenó juzgar de nuevo a la expresidenta Park.El Tribunal Supremo de Corea del Sur estimó necesario volver a juzgar a la expresidenta Park Geun-hye debido a que los procedimientos que encaró no se ajustaron a la ley.

En su decisión, el Supremo devuelve el caso a instancias inferiores que habían sentenciado a la expresidenta a 24 años de cárcel al ser hallada culpable de 16 de los 18 cargos de los que se le acusaba en relación a la trama de la "Rasputina", una sentencia posteriormente incrementada en un año.

La expolítica conservadora, en prisión desde 2017 y destituida a raíz del caso, afronta también otras dos condenas que suman siete años de cárcel por los delitos de violar la ley electoral y de corrupción, aunque en este último caso, la sentencia está pendiente de un recurso presentado por la acusación.

Park había ordenado a su defensa no apelar la sentencia que supone el grueso de su condena a prisión por considerar que el procedimiento carecía de legitimidad y estaba orquestado por el actual Gobierno liberal con fines puramente políticos, pero la fiscalía pidió revisar la sentencia por considerar que había sido demasiado leve.

El fallo del Supremo puede suponer un duro golpe para Samsung, principal conglomerado empresarial del país, que ya atraviesa por algunas dificultades.

Ahora en Portada 

Comentarios