Viernes, 15.12.2017 - 20:50 h

El terror de Kim Jong-Un: ¡Ha ejecutado a 340 altos cargos desde su llegada al poder!

El régimen de Kim Jong-Un ha purgado a 340 personas durante los cinco años en los que el joven líder ha estado en el poder en Corea del Norte, según el informe anual de la inteligencia surcoreana.

Las purgas y ejecuciones también alcanzan a la población en general, donde los represaliados también se cuentan por centenares, según Corea del Sur.

Kim Jong-Un

El régimen de Kim Jong-un ha purgado a 340 personas durante los cinco años en los que el joven líder ha estado en el poder en Corea del Norte, según asegura un informe anual de la inteligencia surcoreana publicado hoy.El informe presentado por el Instituto de Estrategia de Seguridad Nacional surcoreano -dependiente del servicio de inteligencia- destaca que Kim Jong-un, que mañana cumple cinco años al frente del ejército (primer cargo con el que se hizo para suceder a su padre), "ha cometido actos inhumanos flagrantemente para consolidarse".

"Desde que el Norte ejecutara a su ministro de Defensa, Hyon Yong-chol, en 2015, se ha contenido más en su purga de altos funcionarios por el momento. Pero en total ha ejecutado a alrededor de 140 altos funcionarios, incluyendo a tres purgados este año", según el informe.Quinto aniversario de su llegada al poder

Este viernes se cumplirá el quinto aniversario desde que el sátrapa llegó al poder, un cargo que heredó a finales de 2011 tras la muerte de su padre, Kim Jong-il. Durante este lustro el joven dictador ha purgado a 340 cargos del Gobierno, del Ejército o del Partido de los Trabajadores, decenas de los cuales han sido ejecutados, en lo que los servicios secretos de Corea del Sur consideran un aumento de los "actos brutales e inhumanos" con el objetivo de asentar el poder del joven líder.

En cuanto a la población general, unos 60 residentes fueron ejecutados públicamente hasta agosto de 2016, recoge el informe.No obstante, algunas informaciones erróneas sobre purgas y ejecuciones publicadas en los últimos años han puesto en duda los datos del servicio de inteligencia surcoreano.

El último caso fue el del antiguo Jefe del Estado Mayor de Corea del Norte Ri Yong-gil, cuyo nombramiento en mayo como miembro de la Comisión Central de Defensa desmintió las informaciones de que había sido ejecutado tras ser acusado de corrupción, como había afirmado Seúl.En 2013 cayó su tío y número 2 del régimen

La purga más importante adelantada por Seúl y confirmada por Pyongyang tuvo lugar en diciembre de 2013, cuando Kim Jong Un ordenó aplicar la pena de muerte por traición a su tío y entonces "número dos" del régimen, Jang Song-thaek.

Aunque purgar no significa necesariamente ejecutar. Otros castigos son de carácter temporal y consisten en enviar a los funcionarios fuera de la capital, en ocasiones a granjas de trabajo, como modo de reeducación. Esto es lo que habría ocurrido, por ejemplo, al vice primer ministro de Asuntos Exteriores, Kung Sok-ung, desaparecido de la esfera pública.https://t.co/yzfCVe6r1v
Y desgraciadamente, #NoEsBroma— Ascensión Sánchez ن (@Ascension_Schez) 28 de diciembre de 2016

El tratamiento a las élites es, de hecho, una de las principales diferencias entre el mandato del joven Kim en comparación con el de su padre y su abuelo: mientras estos últimos eran más reacios a mover las sillas, Kim es más imprevisible y ha reorganizado en varias ocasiones los altos cargos del Gobierno, el Ejército y el Partido en solamente cinco años. Y durante estos cambios algunos ven rebajada su posición, otros son castigados temporalmente o despedidos y, los más desafortunados, condenados a muerte.

Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra, ya que el conflicto que las enfrentó entre 1950 y 1953 se cerró con un alto el fuego en vez de con tratado de paz.

Ahora en portada

Comentarios