Sábado, 26.05.2018 - 17:40 h
Las protestas fueron "orquestadas por el grupo terrorista" 

La crisis se agrava: Israel ataca puestos militares de Hamás en la Franja de Gaza 

"Hamás es el responsable de los sucesos que ocurren en y fuera de Gaza y se responsabiliza de toda actividad terrorista", dice el ejército israelí.

Protesta sangrienta en Gaza
Imagen de las protestas en la Franja de Gaza el lunes. / EFE

El Ejército israelí ha atacado este jueves posiciones militares de Hamás en el norte de la Franja de Gaza, entre ellas edificios, infraestructuras y una instalación de fabricación de armas, según han informado las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF).

"Hace poco, los aviones de combate de la Fuerza Aérea atacaron objetivos terroristas de Hamás en el norte de Gaza. Cuatro de los objetivos eran edificios y la infraestructura de terrorismo en un complejo militar, y tres más estaban en una instalación de fabricación de armas", han afirmado las IDF a través de su cuenta en la red social Twitter.

Además, las IDF han asegurado que los ataques se han llevado a cabo en respuesta a un ataque a la ciudad de Sderot, en el sur de Israel, y numerosos "disparos" registrados durante todo el día. El Ejército israelí ha culpado de los sucesos a Hamás y ha responsabilizado al movimiento de "toda actividad terrorista" que se produce en Gaza.

"Hamás es el único responsable de los sucesos que ocurren en y fuera de Gaza y se responsabiliza de toda actividad terrorista que emana de Gaza dirigida a civiles israelíes y a la soberanía israelí", ha aseverado. Las IDF también han advertido de que "están dispuestas a seguir cumpliendo su misión de garantizar la seguridad y el sentido de seguridad de los civiles israelíes".

La Gran Marcha del Retorno 

La tensión en la Franja de Gaza es muy alta desde las protestas palestinas por la Gran Marcha del Retorno y contra el traslado de la Embajada de Estados Unidos a Jerusalén el pasado lunes, que se saldaron con 60 manifestantes palestinos muertos por fuego israelí ese día y dos al siguiente, lo que eleva a 110 las víctimas mortales desde que empezaron las manifestaciones el 30 de marzo.

Israel afirma que las protestas no fueron pacíficas, sino "disturbios orquestados" por Hamás para asaltar la valla de separación y entrar en su territorio a cometer ataques, y considera que al menos 24 de los muertos palestinos del lunes eran "terroristas con antecedentes documentados de terror".

Un destacado miembro de Hamás ha reconocido que la mayoría de muertos pertenecen a su movimiento, pero el portavoz oficial del grupo lo negó y aseguró que eran civiles.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios