Domingo, 22.09.2019 - 15:14 h
Por realizar "operaciones de contrabando"

La Guardia Revolucionaria iraní retiene otro petrolero extranjero en el Golfo

La Fuerza Naval de los Guardianes de la Revolución ha retenido un buque "extranjero" en la zona donde la tensión se ha disparado en los últimos meses.

El petrolero iraní retenido por las autoridades de Gibraltar. /EFE
El petrolero iraní retenido por las autoridades de Gibraltar. /EFE

La Fuerza Naval de los Guardianes de la Revolución de Irán ha retenido un petrolero "extranjero" que estaba realizando operaciones de contrabando en el golfo Pérsico, donde la tensión se ha disparado en los últimos meses.

El barco incautado estaba intentando traficar con un millón de litros de combustible cerca de la isla de Larak, según informó hoy la televisión estatal iraní.

La nave tiene capacidad para transportar 2 millones de litros de combustible y a bordo de la misma había doce tripulantes extranjeros, indicó la nota, que no reveló ni la nacionalidad de los marineros ni del petrolero.

Los tripulantes habían recibido combustible de contrabando de pequeñas lanchas iraníes y se disponían a entregarlo a otros barcos extranjeros ubicados en una zona más lejana. Los Guardianes de la Revolución negaron haber detenido más barcos, como publicaron algunos medios de comunicación, y advirtieron de que están vigilando el golfo Pérsico las 24 horas del día para defender los intereses de Irán.

Este anuncio se produce en medio de las especulaciones de los últimos días sobre el paradero de un petrolero emiratí con bandera de Panamá desaparecido en la noche del sábado al domingo en el estrecho de Ormuz.

Algunos medios estadounidenses apuntaron a que había sido retenido por Irán, pero el portavoz de Exteriores, Abas Musaví, dijo el martes que su país había acudido al rescate del barco tras recibir una llamada de socorro debido a una avería. El comunicado de los Guardianes de la Revolución no aclara si se trata del mismo petrolero.

Este nuevo incidente puede elevar aun más la tensión en el Golfo Pérsico, donde en los últimos meses se han producido sabotajes y ataques a petroleros y busques cisterna.

Estados Unidos ha responsabilizado de estos ataques a Irán, que ha negado su implicación en los mismos, aunque sí se atribuyó el derribo de un avión no tripulado estadounidense en el golfo Pérsico el pasado 20 de junio.

Las autoridades iraníes han amenazado en varias ocasiones con bloquear el estrecho de Ormuz si las sanciones estadounidenses les impiden vender su petróleo. Según el comunicado emitido por este cuerpo militar de elite iraní, su Fuerza Naval estuvo vigilando los movimientos del barco y descubrió que intentaba traficar con el combustible, por lo que pidió una orden judicial para proceder a su detención.

Ahora en Portada 

Comentarios