La ministra de Familia asumirá la cartera de Trabajo tras la dimisión de Jung

  • Berlín.- La actual ministra alemana de Familia, Ursula von der Leyen, asumirá la cartera de Trabajo, después de que el titular de ese departamento, Franz Josef Jung, dimitiera a causa del escándalo por ocultación de datos sobre un bombardeo en Afganistán cuando él aún era ministro de Defensa.

La comisión parlamentaria alemana de Defensa analiza el bombardeo de Kunduz
La comisión parlamentaria alemana de Defensa analiza el bombardeo de Kunduz

Berlín.- La actual ministra alemana de Familia, Ursula von der Leyen, asumirá la cartera de Trabajo, después de que el titular de ese departamento, Franz Josef Jung, dimitiera a causa del escándalo por ocultación de datos sobre un bombardeo en Afganistán cuando él aún era ministro de Defensa.

Así lo anunció la canciller Angela Merkel, quien compareció ante la prensa en la Cancillería, apenas cuatro horas después de que Jung hiciera pública su dimisión.

La diputada cristianodemócrata Kristina Köhler, socióloga de profesión y encargada hasta ahora de temas relacionados con la integración, relevará en el cargo a Von der Leyen al frente del Ministerio de Familia, Mujer y Juventud.

Merkel expresó su "respeto" por la dimisión de Jung, quien en el anterior gobierno de la canciller estuvo al frente de la cartera de Defensa.

El escándalo saltó ayer a la luz a raíz de un informe y un vídeo publicados por el diario "Bild" en el que revela que el Ministerio de Defensa supo desde un principio que el bombardeo sobre dos camiones cisterna lanzado el 4 de septiembre en las cercanías de Kunduz había costado vidas civiles.

El caso hizo rodar el jueves ya dos cabezas: la del inspector general del Ejército y jefe del estado Mayor, Wolfgang Schneiderhan, y la del secretario de Estado de Defensa, Peter Wichert.

Jung sostuvo durante los días posteriores al ataque que el bombardeo, ordenado por un militar alemán, sólo había afectado a insurgentes talibanes. Informes posteriores han constatado que el bombardeo causó hasta 142 víctimas mortales, muchas de ellas civiles.

Merkel afirmó hoy que siempre mantuvo una "buena cooperación" con Jung, a quien describió como un hombre "recto" y le agradeció "de corazón" la labor prestada al Gobierno alemán.

De Von der Leyen, quien repetía en el nuevo Gabinete como ministra de Familia, dijo que cuenta "con todas las condiciones necesarias" para dirigir "con éxito" la cartera de Trabajo y Asuntos Sociales.

El escándalo relativo a los informes secretos sobre el bombardeo de Kunduz ha obligado a la canciller a remodelar la composición de su equipo -algo a lo que es poco dada- apenas un mes después de conformar el nuevo Gobierno, compuesto por cristianodemócratas (CDU), socialcristianos (CSU) y liberales (FDP).

Mostrar comentarios