Jueves, 23.05.2019 - 09:47 h
En todo el territorio nacional

La ONU aprueba una tregua de 30 días en una Siria que no ve el fin total del terror

El acuerdo no tapa las enormes diferencias entre Rusia y EEUU con intereses y aliados distintos en la zona, pero abre un rayo de esperanza en Siria.

Un pequeño rayo de luz se abre paso en Siria
Un pequeño rayo de luz se abre paso en Siria.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado este sábado por unanimidad una resolución que establece un alto el fuego inmediato con fines humanitarios para Siria y de una duración de 30 días. Es solo un pequeño rayo de luz, un mes al menos de silencio, sin bombas, tiros y sangre.

El texto de la resolución establece claramente que el ámbito de aplicación para el alto el fuego es de todo el territorio nacional sirio y prevé que se envíen convoyes de la ONU con material humanitario a todas las zonas que sea necesario. Además, incluye protección para las evacuaciones sanitarias urgentes, según ha explicado la delegación sueca ante la ONU, impulsora, junto a Kuwait, del proyecto de resolución.

La embajadora en la ONU de EEUU
La embajadora en la ONU de EEUU, Nikki Haley.

EEUU acusa a Rusia de retrasar la resolución

Este acuerdo no oculta la realidad de que tanto EEUU como Rusia tienen intereses y aliados enfrentados en la zona, que se ha convertido en una especie de 'guerra mundial' en un pequeño tablero en el que solo pierden los sirios. 

De hecho y pese a la resolución, Estados Unidos no ha dudado en criticar con dureza a Rusia por "retrasar" durante días la adopción de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada hoy, para demandar una tregua humanitaria en Siria. "Cada minuto que el Consejo esperó por Rusia, el sufrimiento humano aumentó", dijo la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, inmediatamente después de la aprobación del texto. Haley celebró el llamamiento al cese de hostilidades acordado hoy, pero insistió en que la decisión "llega tarde".

"En los tres días que tardamos en acordar esta resolución, ¿cuántas madres han perdido a sus hijos?", se preguntó la diplomática estadounidense. Haley aseguró que los otros catorce miembros del Consejo de Seguridad estaban listos para aprobar una resolución prácticamente igual el pasado miércoles, pero Moscú se negó.

Según subrayó, el texto que Rusia finalmente respaldó hoy apenas cambia en "unas palabras y unas comas", por lo que no había verdaderos motivos para retrasar su adopción. La embajadora estadounidense insistió en que ahora es fundamental garantizar que el Gobierno sirio cumpla con la tregua humanitaria de 30 días y, especialmente, que detenga sus ataques sobre el enclave opositor de Guta Oriental, a las afueras de Damasco.

Haley confió además en que la aprobación de la resolución sea "un punto de inflexión" que lleve a Rusia a sumarse a Occidente para tratar de poner fin a la guerra.

Rusia no se quedó callada e instó hoy a Estados Unidos a abandonar las zonas de Siria arrebatadas al grupo yihadista Estado Islámico (EI) por la coalición que Washington lidera en el país árabe y a poner fin a esa "ocupación". "La lucha contra el terrorismo no debe ser un escudo para objetivos geopolíticos de dudosa legitimidad. Eso es lo que Estados Unidos está haciendo ahora en Siria", declaró el embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, en una reunión del Consejo de Seguridad.
Rusia, contestando a Haley, consideró que ese gesto "sí tendría un claro efecto humanitario. Esto permitiría al Gobierno sirio recuperar la normalidad en todas las áreas liberadas de los terroristas, incluyendo en el norte y el este del país".

La tensión en esas áreas se hizo evidente este mes, cuando fuerzas de la coalición que lidera Estados Unidos mataron a decenas de combatientes aliados de Damasco en respuesta a un supuesto ataque en la provincia de Deir al Zur (noreste). Entre los fallecidos hubo varios ciudadanos rusos, según ha admitido Moscú, que insiste en que no eran miembros de su Ejército.

Rusia tiene fuerzas en Siria bajo invitación del Gobierno de Damasco, su aliado, y denuncia que las tropas estadounidenses y de otros países desplegadas para luchar contra el EI están en el país de forma ilegal, al no tener el permiso de las autoridades sirias. Al menos hay una tregua de 30 días pero las espadas de la geopolítica (que no tiene humanidad) están en todo lo alto. Y nadie parece dispuesto a ceder.

Ahora en Portada 

Comentarios