Lunes, 16.09.2019 - 15:15 h
El Este rechaza a Timmermans

Merkel ve difícil acordar el reparto de cargos en la UE y pide evitar un conflicto

Un reparto negociado en las últimas horas por Francia, Alemania, España y Países Bajos propone al holandés para presidir la Comisión.

Frans Timmermans, en su discurso en la Comisión Europea.
Frans Timmermans, en su discurso en la Comisión Europea. / EFE

Comienza la trascendental cumbre de los líderes de la UE para acordar el reparto del poder en Europa sin mucho espacio para el optimismo. La canciller alemana, Angela Merkel, ha augurado unas negociaciones difíciles y subrayado la importancia de "evitar un conflicto interinstitucional". No obtante, el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, trasladará a los líderes de la Unión la propuesta de reparto que a su juicio parte con mayores apoyos entre los Veintiocho para salir adelante y que sitúa al candidato de los socialdemócratas, el holandés Frans Timmermans, al frente de la Comisión Europea, relegando al aspirante del Partido Popular Europeo, Manfred Weber, al Parlamento Europeo y reservando el mando del Consejo para un representante liberal. 

No se trata de un diseño firmado por Tusk, sino de un reparto negociado en las últimas horas por Francia, Alemania, España y Países Bajos en los márgenes del G20 que se ha celebrado en Osaka (Japón) y que el presidente del Consejo ha trasladado este domingo a la Conferencia de Presidentes de la Eurocámara, tras constatar que cuenta con una "mayoría cualificada" en el Consejo, según han informado a la agencia Europa Press diversas fuentes europeas.

El Este no quiere a Timmermans

La propuesta de Tusk ya ha provocado la negativa del grupo de Visegrado (República Checa, Polonia, Eslovaquia y Hungría), que rechaza la posibilidad de que el socialdemócrata holandés sea el nuevo presidente de la Comisión Europea porque "en el pasado no fue muy positivo" con esta región". "Desde el principio dijimos que estamos en contra del sistema de 'spitzenkandidat' (elegir al nuevo jefe del Ejecutivo comunitario entre los cabezas de lista a las europeas) Lamento que esta persona no es realmente la correcta para unir Europa porque tenemos el sentimiento de que en el pasado no fue muy positivo con nuestra región", ha dicho el primer ministro de República Checa, Andrej Babis, a su llegada a la cumbre.

Tusk no ha mencionado expresamente ni a Timmermans ni a Weber, pero ha informado de que hay "un socialdemócrata que cuenta con una mayoría cualificada en el Consejo" y ha recordado que en la cumbre de hace una semana dos de los cabeza de lista a las europeas de mayo no quedaron del todo descartados.

Además, la presidencia del Consejo la ocuparía un representante de la familia liberal y la Alta Representación de Política Exterior de la Unión Europea sería también para un miembro del PPE, que obtendría dos de los cuatro puestos de los que hablaron, en compensación por renunciar a la Comisión Europea.

El reparto para los altos cargos de las instituciones comunitarias que se renovarán el próximo otoño incluye también la presidencia del Banco Central Europeo, aunque este puesto, que pesa también en los equilibrios ha tener en cuenta, no se ha tratado en el encuentro de Tusk con la Eurocámara.

Tusk ha avisado en su encuentro con los eurodiputados que este equilibrio será el "punto de partida para la discusión" y no una apuesta personal, mientras que los jefes de grupos en la Eurocámara le han avisado de que cualquier nombre distinto al de los cabeza de lista se enfrentaría al rechazo en el Hemiciclo que tiene que dar su visto bueno al futuro jefe del Ejecutivo comunitario.

Macron exige al menos dos mujeres en los altos cargos

Mientras, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, señaló al llegar a la cumbre que quiere que haya al menos dos mujeres en los cinco puestos en juego. "Las condiciones para mí son claras. De los cuatro puestos que dependen del Consejo, tendrá que haber dos hombres y dos mujeres. Por mi parte tengo un compromiso claro en ello", dijo Macron ante la prensa al llegar al Consejo Europeo en Bruselas.

Ahora en Portada 

Comentarios