Viernes, 17.11.2017 - 19:04 h

La UE premia al disidente cubano Fariñas por su lucha a favor de los Derechos Humanos

Tras una huelga de hambre que le puso al borde de la muerte, el periodista y psicólogo cubano Guillermo Fariñas recibe el reconocimiento de la Unión Europea. Es el tercer Premio Sajarov a la libertad de conciencia que concede el Parlamento Europeo a la disidencia cubana, en una clara declaración de intenciones frente al Gobierno castrista y sobre la "Posición Común" europea.

Guillermo Fariñas, premio Sajarov a la libertad de conciencia

Precisamente cuando se acerca la fecha en que los Veintisiete se tendrán que poner de acuerdo sobre la llamada "Posición Común" frente a Cuba, el Parlamento Europeo recuerda que está de parte de la disidencia cubana.

El Premio Sajarov al periodista y psicólogo Guillermo Fariñas significa no sólo un reconocimiento a su lucha por la libertad de conciencia, sino también una declaración de intenciones en materia diplomática frente al régimen castrista. Fariñas estuvo a punto de morir este año a causa de una huelga de hambre para pedir la liberación de más de 20 presos políticos y se convirtió en un nuevo símbolo de la lucha de la disidencia en la isla caribeña.

Hoy ha dedicado el premio a Orlando Zapata, el disidente que murió por una huelga de hambre desde la cárcel este mismo año, y a los "mártires" por la democracia en Cuba, informa Efe.

Liberación de presos de conciencia

La huelga de Fariñas acabó precisamente cuando Raúl Castro cedió a las peticiones de la Iglesia cubana y del todavía ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, para liberar a 52 presos políticos. Este logro le sirvió entonces a Moratinos para que sus compañeros de la UE le concedieran unos meses más para mostrar que en Cuba se estaban gestando los cambios suficientes como para suprimir o cambiar la "Posición Común", condicionada a una democratización del país.

Desde entonces, la mayoría de los ex presos políticos cubanos ahora exiliados en España han insistido en que el Gobierno castrista aún no ha dado los pasos necesarios para aflojar la presión diplomática (la "Posición Común" no implica sanciones económicas). Tampoco les bastan las anunciadas reformas económicas del país. Los demás países de la UE ya se mostraban reacios a ceder a las peticiones de Moratinos antes del verano, a pesar de la liberación -y posterior exilio forzado- de decenas de presos políticos.

El Premio Sajarov a Guillermo Fariñas hoy -sumado al de Oswaldo Payá en 2002 y al de las Damas de Blanco en 2005- es un signo más de que los Veintisiete siguen estando de parte de la "Posición Común". Aunque nada impide que al final la UE decida ceder, especialmente teniendo en cuenta que es el Consejo de la Unión Europea quien tiene la palabra.

"La concesión del Premio Sajarov a otro cubano refleja la manifiesta preocupación de amplios círculos de la comunidad internacional en cuanto a la pésima situación de derechos civiles, políticos, económicos y culturales, que ha prevalecido en Cuba durante décadas", ha dicho el portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, Elizardo Sánchez. Para él este galardon a Fariñas una "forma elocuente de reconocimiento humano y apoyo moral a los pacíficos esfuerzos para revertir" lo que califica de "vergonzosa situación".

Puedes leer más sobre la disidencia cubana en Diario de un cubano exiliado.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios