Martes, 13.11.2018 - 22:16 h
Nueva reunión entre Moon y Kim 

Las dos Coreas se reúnen por tercera vez: será en septiembre y en Pyonyang

El encuentro reabre el diálogo en un momento en el que las negociaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte están estancadas. 

El ministro de Unificación surcoreano, Cho Myoung-gyon, saluda al el presidente del Comité de Reunificación Pacífica, Ri Son-gwon, tras su reunión en la aldea Panmunjom, en la militarizada frontera entre las dos Coreas.
El ministro de Unificación surcoreano saluda al presidente del Comité de Reunificación Pacífica tras su reunión en la aldea Panmunjom / EFE

Norte y Sur vuelven a encontrarse. Pese a que, técnicamente, todavía siguen en guerra, los líderes de las dos Coreas, Moon Jae-in y Kim Jong-un, celebrarán una nueva cumbre en Pionyang. Se espera que tenga lugar en septiembre, según la agencia de noticias surcoreana Yonhap, que hace referencia a un comunicado que habrían emitido ambas delegaciones de manera conjunta. De producirse, sería el tercer encuentro desde que ambos países descongelasen sus relaciones para el proceso de reconciliación que comenzó apenas este año. 

La reunión es el resultado de conversaciones entre las dos delegaciones en la frontera militarizada entre ambas naciones. Reabre el diálogo en un momento en el que las negociaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte para la desnuclearización del régimen parece estancado después del cruce de acusaciones de la semana pasada entre Washington y Pionyang. En un enfriamiento de la relación, ambos países se culparon de incumplir los compromisos alcanzados en la histórica cumbre celebrada en junio en Singapur.

Estados Unidos urge al Norte a acelerar sus pasos concretos hacia la desnuclearización e insiste en mantener las sanciones sobre el régimen mientras esto no suceda. Pionyang, por su parte, ha criticado que Washington continúe aplicando estas medidas de presión. De manera que esta tercera cumbre entre Kim y Moon supone una oportunidad para desatascar esta situación. Ya el primer encuentro celebrado el 27 de abril en la frontera intercoreana permitió allanar el terreno de cara a la posterior reunión entre Trump y el "líder supremo" norcoreano.

De hecho, uno de los aspectos que tratarton las delegaciones del Norte y del Sur las recientes conversaciones son los compromisos alcanzados en esa primera cumbre, que incluían trabajar para establecer la paz y la "total desnuclearización" de la península coreana. "También analizamos la situación actual de la implementación de los puntos de la Declaración de Panmunjom, y mantuvimos consultas para avanzar en su aplicación", señala el comunicado conjunto divulgado por el Ministerio de Unificación del Sur.

Ambas partes discutieron vías para impulsar la cooperación en áreas como el transporte ferroviario o el deporte, todo ello sin vulnerar las sanciones internacionales que pesan sobre el régimen, según dijo hoy tras la reunión el ministro de Unificación surcoreano, Cho Myoung-gyon, quien encabezó la delegación de Seúl. En su reunión de abril, Moon y Kim ya acordaron celebrar en otoño otra cumbre en la capital norcoreana, mientras que su segundo encuentro fue celebrado en secreto en el lado Norte de la frontera entre ambos países el 26 de mayo.

Aquella cumbre inesperada se planteó con el objetivo de continuar con el refuerzo de los lazos bilaterales y salvar la esperada reunión entre Trump y Kim, después de un cruce de reproches entre EEUU y el Norte y de que el líder de la Casa Blanca anunciara que cancelaba el encuentro. La cita de septiembre en Pionyang supondrá la tercera ocasión en que un jefe de Estado del Sur viaja el Norte para reunirse con su contraparte, tras las visitas de los expresidentes Kim Dae-jung (2002) y Roh Moo-hyun (2007), y significará la quinta cumbre intercoreana de la historia.

Ahora en Portada 

Comentarios