Sábado, 17.11.2018 - 08:28 h
Un día histórico

Las mujeres logran derribar el muro y se ponen al fin al volante en Arabia Saudí

La DGT saudí ha lanzado una campaña dirigida a las nuevas conductoras encabezada por el lema "Confía en dios y lánzate".

Una conductora saudí al volante poco después de que entrará en vigor el decreto en Riad, Arabia Saudí ( EFE/EPA)
Una conductora saudí al volante poco después de que entrara en vigor el decreto en Riad, Arabia Saudí ( EFE/EPA)

La lucha por los derechos de la mujer en Arabia Saudí ha alcanzado un nuevo hito este domingo, con el levantamiento de la prohibición de conducir impuesta a las mujeres del ultraconservador reino de la península Arábiga. Ayer fue el último día sin mujeres al volante en este país, donde durante décadas no se les ha permitido conducir vehículos.

Con este motivo, la Dirección General de Tráfico saudí ha lanzado una campaña dirigida a las nuevas conductoras llamada "Confía en dios y lánzate", cuyo objetivo es reforzar los conceptos de seguridad vial y las normas de conducir.

Muchas ya cuentan con los permisos, obtenidos tras pasar los exámenes preceptivos o gracias a la convalidación de los carnés internacionales de conducir con los que cuentan algunas saudíes y que han sido reemplazados por unos nacionales.

Rechazo moralista

La conducción de las mujeres ha sido una de las puntas de lanza de la lucha por sus derechos y una controvertida y espinosa cuestión en el reino, rechazada tradicionalmente por la mayoría del estamento religioso, que esgrimía razones religiosas y morales.

Sin embargo, el decreto emitido por el rey saudí Salman bin Abdelaziz el pasado septiembre para abolir el veto impuesto a las conductoras fue respaldado por los religiosos que se han adherido a las reformas, mientras que los más críticos han optado por el silencio.

Predicadores como Saleh al Magamsi empezaron entonces a instar a las futuras conductoras a respetar los códigos de "decencia y pudor" una vez que se pongan a los mandos de los coches, pero sin poner en duda el hecho en sí.

Por su parte, los contrarios a esta medida y a otras tomadas en los últimos meses, como la inauguración de salas de cine, la organización de conciertos, la apertura de espacios mixtos, que retan a la estricta y tradicional separación de sexos, o la decisión de suprimir la tutela masculina sobre las mujeres, han optado por callar.

Detrás de Bin Abdelaziz, el artífice de estos cambios ha sido su hijo y príncipe heredero, Mohamed bin Salman, quien justo hace un año fue designado en ese cargo.

Una marcha larga 

La primera manifestación de protesta se remonta a noviembre de 1990 y fue liderada por 47 mujeres en las calles de la capital, que tomaron a la vez sus coches y que acabó con su detención, la prohibición de viajar al extranjero y la expulsión de sus trabajos.

La Primavera Árabe dio un renovado aliento a las activistas por los derechos humanos de la mujer, que lanzaron a partir del 17 de junio de 2011 una serie de iniciativas y protestas, que terminaron, la mayoría de las veces, con el arresto durante varios días de sus protagonistas y la liberación tras el pago de una multa de quienes osaron conducir.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios