Ofensiva de las ONGs en Bruselas contra la militarización de la política migratoria

    • ¿Qué es lo que se está haciendo para que en veinte años más de 20.000 personas hayan muerto en las fronteras europeas? Esto es lo que se preguntan las ONG.
    • La Asociación Europea de Derechos Humanos presentará este miércoles una serie de propuestas para evitar la militarización en la lucha contra la inmigración ilegal.
Las ONG creen que la militarización en el Mediterráneo pone en peligro a los inmigrantes
Las ONG creen que la militarización en el Mediterráneo pone en peligro a los inmigrantes

¿Qué es lo que se está haciendo para que en veinte años más de 20.000 personas murieran en las fronteras europeas y casi 2.000 hayan fallecido desde que comenzó el año? Esa es la pregunta que se hacen a diario las distintas asociaciones y organizaciones no gubernamentales que trabajan en favor de los derechos humanos, en este caso, de los derechos de los migrantes.

El próximo Consejo Europeo, que se celebrará los días 25 y 26 de este mes de junio, tiene previsto tratar la situación trágica que se está viviendo con la inmigración irregular. Así, en vísperas de la celebración del Consejo, la Asociación Europea de Derechos Humanos presentará una serie de peticiones para que se ponga en marcha una nueva política de inmigración y se rechace la militarización de la Agencia Frontex.

Varias organizaciones, representadas todas en la AEDH, firman un documento que se planteará al Consejo antes de la reunión. Entre las propuestas se encuentra la solicitud de mejora en la ayuda a los solicitantes de asilo y también a los refugiados. "Será una oportunidad para recordar algunas reclamaciones que están presentes en el debate público", dicen desde la AEDH.El miedo a que aumente la intervención militar

En España, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), que pertenece a la asociación europea, suscribe la solicitud que se va a llevar a cabo al Consejo Europeo. Y es que, "se está priorizando el rechazo en frontera".

"La operación que se quiere poner en marcha parece que se ha diseñado para que se incremente poco a poco la intervención militar", señalan desde APDHA, para agregar que es una situación "muy preocupante que a Frontex se le asignen misiones militares dentro de las misiones de salvamento".

Así, las ONG van a "contestar" a "todo lo que se está planteando". "Las cifras que la UE puso encima de la mesa sobre los solicitantes de asilo -40.000-, es insuficiente", consideran representantes de distintas organizaciones humanitarias. "Incluso el Parlamento Europeo cree que son insuficientes", recuerdan. "Estamos hablando de refugiados; es un deber que impone la legislación humanitaria internacional", inciden.¿Se puede solucionar el problema de las mafias con actuaciones militares?

Desde APDHA se considera que poner en marcha reacciones militares en contra de las mafias de tráfico de seres humanos es una "entelequia". "Las mafias no son un ejército que esté enfrente y lance una ofensiva, son redes clandestinas contra las que es difícil pelear". "No se soluciona con una respuesta militar, porque esto no es una guerra", dicen.

Para las ONG lo que hay que hacer es "socavar las bases de actuación de las mafias, precisamente, con un procedimiento de acogida mucho más amplio". "Que realmente se cumpla el deber solidario y humanitario, el cual es uno de los fundamentos de la Unión Europea", afirman.Una carta abierta de Médicos del Mundo

Las organizaciones en favor de los derechos humanos remitieron una carta abierta, a raíz de la iniciativa de Médicos del Mundo, a Vitenis Andriukaitis, el comisario europeo de la Salud y la Seguridad Alimentaria, así como a todos los ministros de Sanidad de los países miembros de la UE el 19 de junio. En ella, se habla acerca del informe mundial sobre el acceso a la atención en Europa hacia los inmigrantes que llegan.

"Los niños se ven particularmente afectados; de hecho, menos de la mitad de niños migrantes han sido vacunados contra el tétanos, y sólo un tercio de ellos están vacunados contra paperas, sarampión y rubeola". Además, las mujeres inmigrantes no cuentan con un correcto acceso a la "atención prenatal".

Las ONGS recuerdan en esta misiva que "el derecho a la salud es uno de los derechos humanos más fundamentales, en particular con las personas más vulnerables, como las mujeres embarazadas y los niños". Sin embargo, critican que las instituciones europeas y sus representantes "acepten que varios sectores de la población estén excluidos de tales apoyos, y mientras, la vida de los afectados peligra".Un mensaje de 'seguridad' pero no de ayuda

El pasado 23 de abril, el Consejo Europeo anunció que iba a actuar ante la dramática situación que se está viviendo en el Mediteráneo. Sin embargo, las medidas anunciadas no fueron del agrado de las organizaciones, que lamentaron que el mensaje enviado fuera el de 'seguridad', cuando deberían haberse transmitido las palabras esperanza y acogida. "La palabra casa no forma parte del vocabulario de los líderes europeos", decían entonces.

Las asociaciones de Europa "defienden los derechos de todas las personas a vivir en un lugar seguro", insisten. Y es que, la UE, advierten, "no tiene más alternativa que enfrentar la realidad: miles de exiliados tienen la necesidad urgente de encontrar refugio".

"La UE no sólo debe acomodar, sino poner en práctica todas las medidas apropiadas para asegurar un viaje seguro a las fronteras". "Esto requiere", según la asociación euroepa, que se vaya más allá del derecho de rescatar a los que se ven obligados a arriesgar sus vidas y se disponga de "canales de apertura legales para la migración".Asumen unos "riesgos terribles"

Por su parte, Human Rights Watch ha advertido de que las violaciones de derechos humanos en los respectivos países de origen de los inmigrantes son la fuerza detrás del alarmante aumento registrado de personas que llegan a Europa cruzando el Mediterráneo. En su informe 'La crisis de inmigración en el Mediterráneo: por qué huye la gente y lo que la UE debería hacer al respeto', considera que los líderes deben dar prioridad a los drechos humanos en la próxima reunión de los días 25 y 26.

"La mayoría de los que cruzan el Mediterráneo están asumiendo riesgos terribles porque no tienen otra alterntiva, no porque quieran", dijo la investigadora para Europa Occidental de HRW, Judith Sunderland, que consideró que las prioridades de la UE "deberían ser salvar vidas y aumentar las vías seguras de entrada a Europa, además de garantizar que toda la cooperación con los países de origen y de tránsito respete las normas internacionales".

Según señala el informe, en lo que va de año más de 100.000 inmigrantes y solicitantes de asilo han cruzado el Mediterráneo, unos datos que como apunta el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), están marcados por los conflictos bélicos o el reclutamiento terrorista. Y es que, más del 60% de los que emprenden el viaje viene de Siria, Somalia y Afganistán, afectados por la guerra y la violencia política generalizada.La operación contra las mafias

Este lunes los ministros de Asuntos Exteriores de la UE acordaron el lanzamiento de una operación militar naval contra las mafias de tráfico de inmigrantes en el Mediterráneo. Desde este momento, se limitará a la recogida de Inteligencia sobre las redes. Sin embargo, los Veintiocho no cierran la puerta a destruir las embarcaciones y activos que usan las mafias en el caso del que el Consejo de Seguridad de la ONU lo autorice.

La operación, dirigida por el contraalmirante italiano Enrico Credendino, contará con un presupuseto común de 11,82 millones de euros para los dos primeros meses de la fase de inicio y la orden inicial de 12 meses.

La primera fase de la operación tiene como objetivo identificar, capturar y desechar embarcaciones y activos de las mafias utilizados o hay sospecha de que se usen para el tráfico ilegal de migrantes. Se centrará en llevar a cabo patrullas en alta mar. Contará con cinco buques de guerra, dos submarinos, tres aviones de patrulla marítima, dos aviones pilotadso a distancia -drones- y tres helicópteros. En esta fase España aportará un avión de patrulla marítima.

La segunda fase implicaría el abordaje, inspección, incautación y desvío en alta mar de embarcaciones sospechosas de ser utilizadas para el tráfico de personas y el contrabando, de acuerdo con el Derecho Internacional, sin necesidad de contar con una resolución de la ONU.

En lo que respecta a la tercera fase, se contemplan todas las medidas necesarias contra una embarcación o sus activos relacionados, de acuerdo con las condiciones que se fijen en una resolución del Consejo de la ONU o con el consentimiento del país implicado.

Morenés avisa de una "desorganización profunda"

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha advertido este martes de que la misión de la UE en el Mediterráneo puede acabar por "convertirse en una desorganización profunda de la política europea" si no se "maneja con cuidado", según recoge la agencia Europa Press en declaraciones a los medios después del acto de conmemoración del 75 aniversario del empleo del cabo 1º, celebrado en la base 'Príncipe' de la Brigada Paracaidista (BRIPAC), situada en la localidad madrileña de Paracuellos del Jarama.

El titular de Defensa recordó que España ha ofrecido para la primera fase de esta operación un avión de patrulla marítima, pero, al ser preguntado por la segunda fase, ha indicado que "mientras la situación no está clara con Naciones Unidas" no se llegará a concretar.

"Primero hay que saber, hay que enviar inteligencia. Después hay que impedir las tragedias en el mar, y lo siguiente es impedir el tráfico ilegal de personas, como se hace en la operación en Somalia", ha resaltado el ministro.Lograr una interlocución en Libia

En su opinión, el problema de la inmigración ilegal en el Mediterráneo es "un asunto complejo" contra el que "la solución primera es una política de la UE de inmigración" y, en segundo lugar, una "interlocución válida en Libia".En este sentido, el ministro de Defensa ha destacado que "parece que llegan buenas noticias" de la gestión que está realizando el enviado especial de Naciones Unidas para la misión en Libia, Bernardino León, de cara a lograr un acuerdo entre las partes en conflicto en el país.


Mostrar comentarios