Viernes, 21.09.2018 - 16:21 h
Desenchufado el pasado lunes

Los padres de Alfie Evans se reunirán con los médicos para decidir si llevarle a casa

La justicia británica ha prohibido que el bebé sea llevado a Italia, donde podrían continuar con su tratamiento. 

Padre del bebé Alfie
Padre del bebé Alfie Evans. 

Los padres del bebé Alfie Evans, que sufre una enfermedad degenerativa irreversible, se reunirán hoy con los médicos que atienden a su hijo para decidir si trasladarle a casa, informó hoy su padre, Tom Evans.

El progenitor, de 21 años, dijo hoy a los periodistas en el hospital Alder Hey de Liverpool (Inglaterra) -donde permanece ingresado su hijo desde diciembre de 2016- que, después de que la Justicia británica les negará este miércoles, una vez más, trasladar al pequeño a un hospital en Roma, hoy se reunirá con los especialistas para determinar si el menor debería estar en su casa.

El bebé, de 23 meses, fue desenchufado de las máquinas que le mantenían con vida el pasado lunes, en contra de la voluntad de sus padres, después de que los médicos convinieran que "no hay cura médica" para su condición.

Según los especialistas, el pequeño no sobreviviría más de unos minutos sin asistencia artificial pero, tres días después, continúa respirando por sus propios medios. Algo que, según aseguró hoy Tom Evans, no es "ningún milagro", sino que se trata de un "diagnostico equivocado".

Precisamente, los abogados de los padres recurrieron este miércoles a esta circunstancia para tratar de convencer a los tres magistrados de la Corte de Apelaciones del Reino Unido, que ayer escucharon el recurso interpuesto sobre la prohibición determinada por el Tribunal Superior de Manchester (Inglaterra) de trasladar a Alfie a Italia, donde podría continuar con su tratamiento.

"Al entrar en una situación en la que el individuo continúa respirando (tras retirarle el soporte vital), tenemos que corregir ese plan. No podemos permitir que esta situación se mantenga en un hospital británico", señaló el abogado Paul Diamond, de la organización cristiana Christian Legal Centre.

Pero, en la línea del resto de instancias judiciales del Reino Unido a las que han acudido Tom Evans y Katie James, así como de la Corte Europea de Derechos Humanos de Estrasburgo, la Corte de Apelaciones rechazó permitir la salida del país del menor. "Alfie sigue luchando", afirmó hoy su padre, quien aseguró que el niño no presenta "ningún deterioro" y se encuentra "confortable y feliz", lo que prueba que los médicos estaban "equivocados".

Evans lamentó la decisión tomada ayer por la Corte de Apelaciones y adelantó que si la reunión con los médicos que tendrá lugar hoy "no sale bien", volverán a recurrir a la justicia. "Cuando me siento al lado de la cama de Alfie, cada segundo de cada día me anima más a pensar que va a vivir más meses, incluso años", reveló.

Ahora en Portada 

Comentarios