Piden 20 años de cárcel

Una madre tortura e inyecta lejía a su bebé para que muera: "No la quiero"

Ezgi Korucu, una madre turca de 28 años, intentó matar a su bebé de solo un mes con inyecciones de lejía y detergente. "Quería que muriese lentamente", confesó.

Una madre turca afronta 20 años de cárcel por torturar a su bebé con inyecciones de lejía y detergente.
Una madre turca afronta 20 años de cárcel por torturar a su bebé con inyecciones de lejía y detergente.
Canva.

Esta semana ha comenzado en Estambul (Turquía) el juicio sobre uno de los casos más polémicos de los últimos tiempos. Se juzga a Ezgi Korucu, una madre de 28 años a la que se acusa de torturar a su bebé de solo un mes haciéndole cortes con cuchillas de afeitar y e inyectándole lejía y detergente en vena. Todo porque la joven madre "no la quería".

Su arresto se produjo en febrero del año pasado después de que los médicos de un hospital sospechasen que la pequeña había sido torturada, según informa 'The Sun'. Estas sospechas fueron confirmadas más tarde por la propia madre.

"No quería a mi hija y quería que muriese lentamente. Por ello, decidí torturarla. Le hice cortes con cuchillas en la cabeza, las piernas, los brazos, el pecho y los párpados", explicó Ezgi ante el fiscal.

Asimismo, la madre inyectó lejía y detergente en las venas de la bebé utilizando una jeringuilla. "Esto comenzó cuando mi hija tendía un mes de vida. Había una investigación sobre mí pero negué los hechos. Llevé a cabo las torturas cuando mi familia estaba durmiendo", añadió.

Los abogados de la acusación piden una pena de 20 años de cárcel por "intento de asesinato deliberado de su hija, agravado por el uso de la tortura".

"Por favor, perdonadme"

La acusada ha escrito varias cartas desde prisión a su familia disculpándose por sus actos. En concreto, envió una carta a su hija en la que le pide "por favor" que le perdone. "No soy una mala madre", asegura.

"Muchas gracias por no avergonzarme delante de nuestros hijos. De algún modo, conseguimos llegar a los 13 años de matrimonio", indicó Ezgi en referencia a su marido.

Su abogado defensor indicó que la mujer tenía miedo de desvelar la verdad y alegó que las torturas fueron el resultado de los abusos que ella misma había sufrido en su matrimonio.

Mostrar comentarios