Jueves, 19.09.2019 - 11:43 h
Cerca de 30 planes de magnicidio

Maduro acusa (de nuevo) a Colombia de querer asesinarle y derrocar al chavismo

El gobierno colombiano ha salido en defensa de su exmandatario y ha tachado las afirmaciones del mandatario venezolano de "delirantes y calumniosas"

Momento del supuesto ataque a Nicolás Maduro. /EFE
Maduro sufrió un supuesto intento de asesinato el pasado año. /EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha asegurado este miércoles que el expresidente colombiano Álvaro Uribe dirige un plan desde su país para asesinarle. "He sabido de un plan dirigido por Álvaro Uribe Vélez, con la participación del embajador de Colombia en Estados Unidos, Francisco Santo", ha indicado el mandatario.

Según Maduro, el presunto plan se habría discutido con el opositor venezolano Lester Toledo "para ingresar a 32 mercenarios para venir a intentar asesinarme". El mandatario venezolano ha recalcado además que el plan también  tenía el objetivo de asesinar a "dirigentes de la revolución".

Maduro ha subrayado que Colombia "tiene terror a la revolución chavista y revolucionaria" y ha asegurado que esa es la razón por la que se dirige un plan para asesinarle desde Colombia.

Colombia tacha de "delirantes" las acusaciones

El Gobierno colombiano rechazó las acusaciones "delirantes y calumniosas" del gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, tras afirmar que el expresidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez, dirige un plan para supuestamente intentar asesinarlo.

El "Gobierno de Colombia rechaza acusaciones delirantes y calumniosas del dictador Maduro contra dos colombianos que han dedicado su vida a servir a la democracia: el expresidente Álvaro Uribe Vélez y el embajador (de Colombia en Estados Unidos) Francisco Santos", dijo el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, en Twitter.

En otro mensaje en Twitter Trujillo escribió que "el dictador Maduro" acude a las calumnias que tienen como fin "distraer la atención de la grave crisis en la que tiene a Venezuela, y de las repudiables violaciones a los DDHH de su régimen".

Uribe, que fue presidente de Colombia entre el 2002 y el 2010, ha sido un constante crítico de los gobiernos del entonces presidente Hugo Chávez y del actual mandatario Maduro, a quienes culpa, entre otros asuntos, de la migración venezolana.

Según cifras de Migración, en Colombia hay más de 1,4 millones de venezolanos que huyen de la crisis social, económica y política en su país. Maduro sostuvo que en Colombia no solo existe una "campaña" en contra de Venezuela y contra él, sino que además, "desde Colombia se preparan actos violentos", aunque sostuvo que se encuentra protegido "por Dios y con la fuerza del Estado venezolano" para "vencer todos los planes violentos, todos los planes de mercenarios".

Toledo es un dirigente político venezolano del partido Voluntad Popular, que se encuentra en el exilio desde 2016, después de que se iniciara una investigación sobre él por supuesto terrorismo y otros delitos.

Maduro ha denunciado cerca de 30 planes magnicidas en su contra desde que asumió el poder en 2013.

Según cifras de Migración, en Colombia hay más de 1,4 millones de venezolanos que huyen de la crisis social, económica y política en su país.

Las relaciones entre Colombia y Venezuela han pasado por varios períodos de tirantez desde la llegada al poder del chavismo en 1999, y este año el presidente de Colombia, Iván Duque, fue uno de los primeros mandatarios regionales en reconocer al líder del Parlamento, Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela.

Colombia y unos 50 países más alegan que las elecciones presidenciales de mayo de 2018 no contaron con todas las garantías y por tanto no reconocen a Maduro como gobernante legítimo de Venezuela.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios