Miércoles, 24.04.2019 - 08:40 h
Tres detenidos

Matanza en directo: asesinadas al menos 49 personas en mezquitas neozelandesas

Ha sido identificado uno de los atacantes, que retransmitió por redes sociales 17 minutos de su asalto a uno de los dos templos. 

Atentado Nueva Zelanda
Matanza en directo en dos mezquitas de Nueva Zelanda

La matanza indiscriminada se ha producido en esta ocasión en la otra punta del mundo. A mitad de camino entre las masacres con armas en lugares públicos aleatorios (como en Estados Unidos o esta misma semana en Brasil) y el atentado por razones de odio o terrorista, tres personas han sido detenidas en Nueva Zelanda tras los tiroteos registrados este viernes en el interior de dos mezquitas de la localidad de Christchurch, en los ha habido al menos 49 muertos y una veintena de heridos, según han confirmado las autoridades.

La policía detuvo en un primer momento a cuatro personas sospechosas del ataque, pero uno de ellos ha sido puesto en libertad porque no tiene vinculación. "Hay cuatro personas bajo custodia. No nos consta que haya más implicadas pero no podemos asumir que no haya más", dijo en rueda de prensa el jefe de la policía, Mike Bush, al poco de producirse los hechos y con la ciudad, de unos 400.000 habitantes, completamente en estado de sitio y con todo el país bajo alerta máxima. 

Los detenidos eran tres hombres y una mujer. La policía del país ha presentado cargos de asesinato contra uno de los detenidos, un hombre de cerca de 30 años que pasará mañana a disposición judicial, mientras que dos están siendo investigados y el último ha sido puesto en libertad. Imágenes divulgadas por la televisión mostraron a un hombre detenido al lado de un todoterreno blanco que fue embestido por un coche de la policía. 

El acusado es un hombre de cerca de 30 años que pasará mañana a disposición judicial, dijo el comisionado de la Policía, Mike Bush, en rueda de prensa. Bush no confirmó si el incriminado es Brenton Tarrant, un australiano originario del estado de Nueva Gales del Sur, como indicó una fuente policial australiana a la televisión TVNZ, pero el primer ministro de Australia, Scott Morrison, confirmó que uno de los detenidos es de esa nacionalidad.

Además de los 49 fallecidos, hay al menos 48 personas, incluidos niños, que están siendo atendidas por heridas de bala en el hospital de Christchurch. "Las heridas oscilan entre graves a leves. Son pacientes adicionales con heridas de bala presentados en otros centros de la comunidad", indicaron en un comunicado las autoridades sanitarias de Canterbury, la región donde se encuentra Christchurch. Además, una docena de heridos tuvieron que ser operados de urgencia en el hospital tras el ataque, por el que han sido detenidos tres sospechosos, incluido un australiano.

Alerta máxima en el país

Las autoridades elevaron la alerta al máximo nivel y las fuerzas de seguridad han ordenado el cierre de todas las mezquitas del país por seguridad, mientras que los colegios y edificios públicos de Chrischurch, en la Isla Sur, también se encuentran clausurados. La primera ministra confirmó que la seguridad ha sido elevada en todo el país, incluidas las fronteras, aunque los vuelos comerciales no se verán afectados.

Además, la policía tuvo que explosionar dos bolsas de forma controlada en Auckland, en la Isla Norte, halladas en una estación de tren, aunque finalmente solo contenían materiales de construcción.

La policía acordonó gran parte de Christchurch, donde miles de estudiantes quedaron confinados en las escuelas hasta que se haya garantizado la seguridad en las calles. La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, afirmó que el asalto fue "un acto de violencia extraordinario y sin precedentes", en lo que calificó como "uno de los días más negros de Nueva Zelanda", informa Efe.

Matanza en directo

"Este tipo de violencia no tiene ningún sentido en Nueva Zelanda. Esto no es lo que somos", dijo Ardern en rueda de prensa. Uno de los tiroteos fue retransmitido en directo a través de las redes sociales por el asaltante, que aparece con ropa militar dentro del centro de culto disparando a bocajarro a varias personas con un arma automática de la que cambió el cargador al menos dos veces.

En las redes sociales también circula un manifiesto de los asaltantes que incluiría calificativos peyorativos contra los musulmanes. "Es claramente un supremacista blanco que ha planeado esto durante dos años", dijo un analista en seguridad a la emisora Radio New Zeland. Varios testigos indicaron que en el interior de una de las mezquitas había entre 300 y 500 personas, incluidos varios miembros del equipo de cricket de Bangladesh, que mañana tenía previsto disputar un encuentro contra el de Nueva Zelanda.

El supuesto atacante, un hombre identificado como Brenton Tarrant, de 28 años y nacido en Australia, había publicado previamente en una página web un manifiesto en el que se describía a sí mismo y explicaba los motivos racistas y xenófobos del ataque. "Solo soy un hombre blanco común, de una familia normal que ha decidido tomar una postura para asegurar el futuro de su gente", afirma Tarrant en el manifiesto.

El joven identificado como Tarrant ha retransmitido en directo 17 minutos del ataque desde que ha llegado en coche a la mezquita de Al Noor. En el vídeo se puede observar que contiene un gran arsenal de armas en el interior del vehículo y bidones de gasolina. Una vez dentro de la mezquita ha comenzado a disparar de manera indiscriminada. En las imágenes retransmitidas en directo por el atacante se observa cómo sale de la mezquita por la puerta principal y se dirige a la calle disparando a varias personas al azar hasta llegar a su vehículo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios