Martes, 16.10.2018 - 06:24 h
Cree que su plan es el único factible

May lanza su órdago y dice no a una unión aduanera que mataría al Brexit

Advierte a los Comunes que su gobierno no tolerará enmiendas "que nos unirían a una unión aduanera permanente con la UE".

La Primera Ministra británica Theresa May explica la operación en Siria en rueda de prensa desde Downing Street (EFE/EPA/WILL OLIVER)
La Primera Ministra británica Theresa May lanza un órdago y advierte que no aceptará una unión aduanera. (EFE/EPA/WILL OLIVER)

Tras unas semanas con dimisiones y divisiones permanentes, May parece haber dicho basta. Lo ha hecho a través de la prensa y dejando claras sus líneas rojas respecto al Brexit, que será mucho más blando, pese a todo, de lo previsto. 

La primera ministra británica, Theresa May, advirtió el sábado de que "nos arriesgamos a terminar sin 'Brexit' en absoluto" si no se respalda su plan de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), previsto para marzo de 2019. En un artículo de opinión divulgado en la web del 'Mail on Sunday', May afirma que "este es un momento para ser práctico y pragmático, respaldando nuestro plan para sacar a Gran Bretaña de la Unión Europea el 29 de marzo del próximo año".

Agrega que entiende algunas de las preocupaciones, pero afirma que "el legado de Brexit no puede ser una frontera dura entre Irlanda del Norte e Irlanda que deshace el histórico Acuerdo de Belfast. No puede ser la ruptura de nuestro precioso Reino Unido con una frontera en el Mar de Irlanda. Y no puede ser la destrucción de cadenas de suministro integradas y procesos justo a tiempo de los que dependen el empleo y los medios de subsistencia". Señala que no ve un acuerdo comercial futuro alternativo factible que cumpla con sus compromisos con Irlanda del Norte, preserve la integridad constitucional del Reino Unido y cumpla con el resultado del referéndum.

Recuerda que "siempre" habrá un bloqueo parlamentario para garantizar que nuestro Parlamento tenga la capacidad soberana de rechazar cualquier nueva ley o regulación, aunque reconozca que habría consecuencias proporcionales para el funcionamiento de la relación futura, si lo hicieran.

May advierte de que cuando el Proyecto de Ley de Comercio regrese a los Comunes la próxima semana algunos planes proponen votar enmiendas "que nos unirían a una unión aduanera permanente con la UE", lo que a su juicio sería "la traición final del voto 'Brexit" porque considera que eliminaría la capacidad británica de tener una política comercial independiente. "Este gobierno nunca lo tolerará", sentencia.

May afirma que su plan pretende lograr para su país una política comercial independiente, "liberándonos para forjar nuevos acuerdos comerciales con aliados en todo el mundo, incluido Estados Unidos, donde el presidente Trump ha dejado claro que quiere un acuerdo comercial y ahora confía en que podremos hacerlo".

La primera ministra británica advierte también de que "deberíamos prepararnos para lograr ningún acuerdo. No hacerlo sería extremadamente irresponsable", por lo que insta a los parlamentarios a que lo tengan en cuenta cuando voten. May, no obstante, recuerda que su propuesta es un "plan completo con un conjunto de resultados que no son negociables".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios