Viernes, 23.08.2019 - 07:37 h
Pese a la negativa de Bruselas 

May no se rinde e insiste en la necesidad de cambios legales en el pacto del Brexit 

"Tenemos que llegar a un acuerdo que esta Cámara pueda apoyar. Eso es en lo que estoy trabajando", ha dicho la 'premier' en el Parlamento. 

Theresa May a su salida este lunes del 10 de Downing street para dirigirse a la Cámara de los Comunes.
May no se rinde e insiste en la necesidad de cambios legales en el pacto del Brexit / EFE 

La primera ministra británica, Theresa May, no se rinde. Ha insistido este martes en la determinación del Reino Unido de introducir cambios "legalmente vinculantes" al acuerdo del Brexit, a pesar de que la Unión Europea se ha mostrado en contra de esta posibilidad. La 'premier' ha comparecido en el Parlamento británico para actualizar a los diputados en la situación en torno al 'divorcio' y ha confirmado que el jueves podrán votar una nueva moción, a la que pueden presentar enmiendas, acerca del transcurso de este proceso.

Esa moción buscará, ha explicado May, "reafirmar el apoyo de la Cámara de los Comunes a la moción enmendada del pasado 29 de enero (en la que se instó a la jefa de Gobierno a cambiar la salvaguarda irlandesa) y a reconocer que las negociaciones continúan". 

La líder conservadora ha adelantado que volverá a reunirse con las autoridades europeas antes de que termine el mes, a pesar de la negativa que sigue mostrando Bruselas sobre cambios en el acuerdo sellado entre Londres y Bruselas el pasado noviembre.

"Habiendo asegurado el compromiso de la Unión Europea para futuras conversaciones, necesitamos ahora algo de tiempo para completar el proceso", ha manifestado en la Cámara de los Comunes.

A vueltas con la salvaguarda irlandesa 

La mandataria ha explicado las tres maneras en las que se puede cambiar la salvaguarda irlandesa, ideada para evitar una frontera dura entre la provincia británica de Irlanda del Norte y la República de Irlanda, las que ha trasladado al bloque comunitario.

Estas son: cambiar esa garantía por un arreglo alternativo que también eluda esa frontera, introducir un límite temporal legalmente vinculante a la salvaguarda o, en tercer lugar, aprobar una cláusula por la que el Reino Unido la pueda abandonar de manera unilateral.

May se ha comprometido en sede parlamentaria a volver a convocar un voto sobre el acuerdo si consigue alguna de estas opciones que aseguren el respaldo de la Cámara. En caso contrario, ha informado de que volverá a comparecer el 26 de febrero y a emitir una tercera moción "neutra" enmendable para que los diputados la voten al día siguiente.

La primera ministra ha agradecido al líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, haber accedido a hablar con ella y expresó su deseo de continuar con las conversaciones, al tiempo que adelantó que miembros de su gabinete se reunirán mañana con parte del equipo del dirigente del principal partido de la oposición de Reino Unido. 

"Las conversaciones están en un momento crucial. Todos tenemos que mantenernos firmes ahora para conseguir los cambios que esta Cámara requiere y ejecutar el Brexit a tiempo", ha sentenciado, con lo que ha vuelto a mostrar su determinación de materializar la salida del país de la UE el próximo 29 de marzo.

Si para esa fecha el Parlamento no ha aprobado un acuerdo o se ha acordado prorrogar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, el Reino Unido abandonaría el bloque comunitario de forma abrupta. Es algo que la Cámara de los Comunes rechaza, pero que, tal y como ha recordado May, "necesita algo más que oponerse al pacto" para evitarlo. "Tenemos que llegar a un acuerdo que esta Cámara pueda apoyar. Eso es en lo que estoy trabajando". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios